Getty Images

Ante el anuncio hoy de que los países del G7 tienen previsto comprometerse a  proporcionar mil millones de dosis de vacuna contra la COVID-19 mediante la distribución y financiación de dosis, Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía Internacional, ha declarado:

Comprometerse a proporcionar mil millones de dosis es una gota en el océano y no se acercaría ni a cubrir a la población de India, no digamos a vacunar a la población mundial.No es suficiente y no aborda las causas fundamentales en juego. No sólo es poco ambicioso, sino que huele a egoísmo, sobre todo si se tienen en cuenta los datos que indican que, a final de año, los países del G7 tendrán tres mil millones de dosis más de las que necesitan.

“El acuerdo de hoy muestra que, en lugar de hacer frente a sus obligaciones internacionales con la exención de las normas sobre propiedad intelectual para las vacunas, las pruebas diagnósticas y los tratamientos, y de compartir una tecnología que salva vidas, los dirigentes del G/ han optado por más de las mismas medidas mezquinas y gestos insuficientes a pesar de su promesa de vacunar al mundo antes de 2022.

“Estos líderes y lideresas deben salir de los bolsillos de las grandes farmacéuticas, dejar aun lado sus propios intereses y comprometerse realmente con garantizar que todas las personas tienen acceso a las vacunas con independencia de donde vivan. La única forma de lograr esto es apoyar la suspensión inmediata de las normas sobre propiedad intelectual y garantizar la transferencia de los conocimientos y la tecnología de las vacunas a todos los fabricantes de vacunas cualificados del mundo”.

“La Alianza Vacuna para el Pueblo —coalición de organizaciones entre las que figuran Amnistía Internacional, Health Justice Initiative, Oxfam, la campaña Stop AIDS y ONUSIDA— ha calculado que, si continúan las tendencias actuales, los países más pobres del mundo no vacunarán a su población hasta 2078. Mientras tanto, los países del G7 van camino de vacunar a su población antes de enero de 2022”.

Información complementaria:

El G7 (Grupo de los Siete) es una organización integrada por las siete mayores economías avanzadas del mundo, las de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

El director general de la OMS ha pedido un esfuerzo global masivo para vacunar al menos al 10% de la población de todos los países antes de septiembre, y al menos al 30% antes de que finalice el año. Para alcanzar estos objetivos, los países ricos deben liberar 250 millones de dosis más antes de septiembre, 100 millones de las cuales hacen falta en junio y julio.

Amnistía Internacional

DEJA UNA RESPUESTA