Eldiario.es


El aspirante del PSOE a presidir la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha mostrado este martes de nuevo su disposición a ser candidato a la investidura porque defiende que es quien más apoyos aglutina, pese a no alcanzar la mayoría absoluta.

Tras su reunión con el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, en el marco de la ronda de contactos que ha concluido hoy, Gabilondo no se ha mostrado partidario de convocar un pleno de investidura sin candidato, posibilidad que contempla el Reglamento de la Cámara regional.

A su juicio, el presidente de la Asamblea puede proponerlo a él como candidato, puesto que a día de hoy el PSOE (37 escaños) cuenta con el apoyo de los 20 diputados de Más Madrid y los 7 de Unidas Podemos, que sumarían 64.

Por su parte, el PP (30), Ciudadanos (26) y Vox (12) llegarían a una mayoría absoluta en contra de Gabilondo, pero la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, sólo tiene garantizados, por el momento, los síes de su partido.

Para que salga adelante la investidura de un candidato es necesaria la mayoría absoluta en la primera votación y, de no conseguirlo, mayoría simple en la segunda, es decir, más votos a favor que en contra, algo que Gabilondo tampoco tiene garantizado.

Según Gabilondo, el presidente de la Asamblea tendría que dar explicaciones si decide proponer a Ayuso como candidata, ya que ha recordado que necesita a Vox para poder alcanzar la mayoría absoluta.

«No sería lo mejor para Madrid”, ha opinado.

Gabilondo ha reiterado que, a su juicio, hay «elementos» suficientes como para «poder ir» a una investidura, a pesar de que «no está garantizado» que fructifique su intento dado que no alcanza la mayoría absoluta.

Y ha argumentado que una sesión de investidura no debe consistir en «la mera teatralización» de un pacto decidido de antemano, sino que es «un espacio efectivo en una democracia parlamentaria» donde, si «hubiera efectivamente debate», podrían ganarse, sobre la marcha, los apoyos necesarios.

El candidato socialista no cree incurrir en «un ejercicio de arrogancia» al postularse, al estimar que «se dan las circunstancias» adecuadas para ello, y ha asegurado que no le guía «ninguna estrategia ni ninguna mirada a unas nuevas elecciones», horizonte que está «lejos» de la «voluntad» del PSOE.

Por otro lado, ha lamentado que el candidato de Ciudadanos, Ignacio Aguado, haya «comparado con el ‘tamayazo'» la sugerencia de Más Madrid de que ceda «tres votos» para hacer posible la investidura del líder socialista, y ha subrayado que no pretende acceder a la Presidencia «de cualquier manera».

El presidente de la Asamblea deberá anunciar este mismo martes a quién propone a la Presidencia o si declara la candidatura desierta, y fijará la fecha de celebración de un pleno de investidura que, como máximo, será el 11 de julio.

Ver en Eldiario.es