El presidente madrileño, Ángel Garrido, ha dicho hoy que «entiende que el PP esperará» antes de pedir algún movimiento o dimisión al exvicepresidente segundo de la Comunidad y exconsejero de Justicia Alfredo Prada tras su imputación en la causa que investiga irregularidades en el proyecto del Campus de la Justicia de Madrid.

Así se ha manifestado hoy Garrido tras conocerse ayer que, además, el juez también llama a declarar como investigados a tres técnicos de la Comunidad de Madrid: Isabelino Baños Fernández, Mariano José Sanz Piñar y Alicio de la Heras Rodríguez.

Garrido ha señalado, tras visitar El Molar, que fue la Comunidad de Madrid la que elevó a la Fiscalía las supuestas irregularidades y anomalías que fueron detectadas a través de los datos de la Cámara de Cuentas, porque «es lo que tocaba hacer».

También ha sostenido que, pasada la parte de instrucción, el Gobierno regional podrá hacer un escrito de calificación, en el caso de que entienda que ha habido daños patrimoniales para la Comunidad, «y obviamente reclamará todo lo que sea preceptivo reclamar».

Por otro lado, Garrido ha insistido en que el PP «respetará, como siempre, la presunción de inocencia» y colaborará con la Justicia, porque «son los tribunales los que tienen que resolver y dictar la verdad».

Preguntado por los medios sobre si Prada debería tomar distancia con respecto al PP, Garrido ha apuntado que él «no está en el PP ni tiene que tomar esa decisión», pero ha justificado que el exconsejero de Justicia madrileño actualmente «no tiene ningún cargo en la administración ni en la Comunidad».

En este sentido, ha aludido a los estatutos del PP, que indican que «no se toma ninguna decisión hasta que no haya apertura del juicio oral», algo que, a juicio de Garrido, es «razonable, para respetar la presunción de inocencia».

«Entiendo que el partido esperará», ha zanjado.