El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha valorado como “muy buena noticia lo que ha hecho el Gobierno de España junto con otras ciudades, entre ellas Barcelona y Valencia” al ofrecer los puertos de nuestro país para recibir a las personas migrantes hacinadas en el barco ‘Aquarius’, frente a la negativa de las autoridades italianas. No obstante, apuntó que aunque “el gesto es necesario, no deja de ser un gesto y tenemos que ir a los problemas de fondo”.

En declaraciones en los pasillos del Congreso antes de participar en la Junta de Portavoces reconoció que en la formación que dirige “estamos enormemente preocupados que este gesto”, ya que “insisto, es una muy buena noticia porque puede permitir salvar vidas, pero no deja de ser una gota dentro de un océano” frente a la pérdida de “una enorme cantidad de vidas en un lugar terrible como el Mediterráneo como consecuencia de la política migratoria de la Unión Europea”.

Creemos que la actitud salvaje del Gobierno de Italia -indicó con rotundidad- debe de ser sancionada por los órganos competentes de la Unión Europea y tomarse medidas radicalmente inmediatas para evitar que esto siga sucediendo”.

No obstante, Alberto Garzón destacó ampliamente la parte positiva de la medida adoptada ya que “nos hace estar orgullosos de nuestro país. Ha sido enormemente satisfactorio ver a muchos líderes de nuestro país de diferentes formaciones políticas que hemos empujado para que esta decisión se pudiera tomar”.

Deja un comentario