El portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha registrado una batería de preguntas dirigidas al Gobierno para que, entre otras cuestiones, aclare “cuál es actualmente la situación fiscal” del denominado ‘imperio GAFA’ -compuesto por los gigantes multinacionales Google, Amazon, Facebook y Apple- en cuanto al pago del Impuesto sobre Sociedades y el IVA con relación a su actividad económica en nuestro país.

Garzón interroga también al Ejecutivo del PP en su iniciativa parlamentaria si “se han producido inspecciones fiscales en los últimos años por parte de la administración tributaria española” a estas grandes compañías y, en caso afirmativo, “cuáles han sido sus resultados”.

El máximo responsable de Izquierda Unida pone en marcha esta actuación a partir de los datos que señalan que estos gigantes de Internet “pagan una media del 9% por el Impuesto sobre Sociedades en la Unión Europea (UE), frente al resto de empresas que pagan cerca del 23%”. Logran buena parte de estas ventajas legalmente a partir de “minimizar el pago del tributo con planificaciones fiscales agresivas, buscando sedes fiscales como Irlanda o Luxemburgo en las que la tributación societaria es menor que en el resto de la UE”, advierte Garzón.

Se trata de Estados miembros -explica- que, incluso, han ofrecido en algunas ocasiones pactos encubiertos en materia tributaria a las grandes tecnológicas norteamericanas. Elusión fiscal programada en el ámbito comunitario”.

Garzón recuerda al Gobierno que recientemente la compañía estadounidense de comercio electrónico y de servicios en Internet Amazon llegó a un acuerdo con la Hacienda Pública francesa para “resolver el litigio sobre la reclamación de Francia del pago de 200 millones de euros en impuestos, correspondientes al periodo entre 2006 y 2010, por la actividad de Amazon en territorio francés”.

En la misma línea, se interesa por la supuesta “reforma de la fiscalidad de las empresas de Internet” que estarían preparando las instancias responsables de la UE “para evitar que localicen sus sedes y tributen en los países con fiscalidad muy reducida”, es decir, para que “paguen impuestos en los países donde realmente operan y obtienen beneficios”.

De ahí que Alberto Garzón pregunte también de forma muy concreta “¿en qué estado se encuentra la anunciada reforma de la fiscalidad de las empresas de Internet en la UE?” y “cuáles han sido las propuestas del Gobierno español en los preparativos de dicha reforma?

En su detallada iniciativa, el máximo responsable de IU en el Congreso expone que en 2013 se creó en nuestro país la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI), entre cuyos objetivos está “planificar las actuaciones de control de la tributación de los grupos empresariales multinacionales”. Por ello, pregunta al Ejecutivo “¿qué actividad ha desarrollado la ONFI en cuanto a las prácticas fiscales de los GAFA en España?

La ONFI está dotada con 36 empleados públicos. Además de los 2 jefes, existen 9 inspectores de Hacienda asesores y coordinadores, 4 inspectores jefes de equipo y 1 arquitecto, todos ellos cargos de confianza provistos por libre designación, así como 12 inspectores de Hacienda, 6 técnicos de Hacienda, 2 agentes de la Hacienda Pública y 2 administrativos, provistos por concurso de méritos.

¿Considera el Gobierno que la ONFI -plantea también Garzón- tiene recursos humanos suficientes para luchar contra la evasión y elusión fiscal de las multinacionales?

Por último, y basándose en datos aportados por el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA), el coordinador federal de Izquierda Unida plantea la polémica cuestión de que el jefe de la ONFI y su jefe adjunto “no parecen dedicarse exclusivamente al cumplimiento de las competencias asignadas” a esta oficina, ya que “destinan gran parte de su tiempo a impartir cursos y conferencias a las grandes firmas de la asesoría o a impartir un Máster en Dirección de Fiscalidad Internacional”.

En el temario de dicho Máster “se encuentran, entre otras, las principales características de los paraísos fiscales más notables y regímenes fiscales privilegiados de mayor interés, planificación corporativa-sociedades holding, planificación financiera internacional, planificación de operaciones internacionales sobre bienes intangibles, planificación sobre centros productivos de comercialización y de servicios de empresas multinacionales, planificación sobre inversiones inmobiliarias transnacionales y planificación internacional para personas físicas, patrimonial, familiar y sucesoria”.

¿Qué opinión le merece al Gobierno que los jefes de la ONFI dediquen gran parte de su actividad a impartir cursos, conferencias y un Máster en Dirección de Fiscalidad Internacional?”, pregunta Alberto Garzón al Gobierno.

Deja un comentario