Redacción

El coordinador federal de Izquierda Unida y portavoz parlamentario de Hacienda en el Congreso, Alberto Garzón, ha registrado hoy la petición de comparecencia del ministro  de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, para que detalle en la Cámara Baja “las causas de la caída en la recaudación de la lucha contra el fraude fiscal en 2017 y las medidas que van a tomarse para revertir esta situación”.

Garzón considera “muy preocupante” que “sea la tercera vez en los últimos cinco años” en la que cae este tipo de recaudación, algo que “demuestra el fracaso del Gobierno del PP en una cuestión tan importante”.

El máximo responsable de IU destaca también que en este asunto “se ocultan cuestiones muy relevantes”, como algunas que apunta el sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) en el sentido de que “el año pasado las directrices fueron las de investigar a más contribuyentes que en otros ejercicios, pero el resultado ha sido descubrir una deuda defraudada menor. Esto se debe, principalmente, a que se actúa sobre declarantes individuales y empresas más modestos, dejando a un lado a los posibles grandes defraudadores”.

Alberto Garzón considera “muy significativo” que la persecución del fraude fiscal en nuestro país “se tenga que hacer soportando indicaciones y estrategias previas decididas por el Gobierno del PP que en nada ayudan a ello”.

Para ilustrarlo, pone como ejemplo que a la hora de intentar detectar aquellos fraudes superiores a los 120.000 euros -el límite para que haya delito fiscal- “hay que hacer frente primero y soportar que los máximos responsables de Hacienda decidieron previamente adscribir al 80% de la plantilla a controlar sólo a particulares, autónomos, microempresas y pymes, mientras que sólo el 20% se dedica a investigar a multinacionales o a las grandes fortunas”.

Deja un comentario