Esta semana pasada, desde Correos, se anunciaba un sello conmemorativo para homenajear los 100 años del Partido Comunista de España, que fue fundado en 1921, ilegalizado durante el franquismo y vuelto a legalizar con la democracia en 1977.

Tras ello, desde Abogados Cristianos solicitaron jurídicamente la suspensión de este antes de que saliera el próximo 14 de noviembre.

Y la magistrada Carmen Casado del juzgado 30 lo aceptó, siendo así suspendida la emisión de dicho sello, ya que consideró pertinente la suspensión solicitada dado que “se entiende acreditada la especial urgencia que amerita la adopción de la medida cautelarísima”.

Al respecto el ministro de Consumo, Alberto Garzón, calificó de «vergonzoso y sintomático» que un juzgado de Madrid haya suspendido la emisión..

«Una asociación ultra pide que no se emita un sello de homenaje a un partido legal que fue padre -indispensable- de la democracia y de la Constitución española y una juez aprueba cautelares para suspender el lanzamiento. Vergonzoso y sintomático», sentenciaba Garzón

Por su parte, el Secretario General del PCE, Enrique Santiago, afirmaba que “es sorprendente que una jueza se atreva a cuestionar la legalidad del PCE y su derecho a que se conmemore el centenario del partido».

El líder de la formación comunista considera»desproporcionada y sin fundamento» la decisión de Carmen Casado.

También se ha sumado Gabriel Rufián a las críticas. El diputado de ERC en el Parlamento lo ha hecho a través de Twitter: «No vayáis a retuitear este sello del PCE que una jueza a instancia de Abogados Cristianos ha vetado», difundió.

DEJA UNA RESPUESTA