El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha pedido este miércoles al Gobierno que si el Congreso tumba los Presupuestos Generales del Estado (PGE) no convoque de forma inmediata elecciones anticipadas y continúe con la legislatura “todo lo que haga falta” para poder seguir tramitando las leyes que ha pactado con Unidos Podemos y que se están negociando o en tramitación.

Así se ha pronunciado Garzón durante su intervención en el debate de totalidad, en el que ha ejercido de portavoz del grupo confederal de Unidos Podemos. El líder de IU ha querido dedicar sus últimas palabras para pedir al Ejecutivo que continúe gobernando aunque no tenga Presupuestos, desmarcándose así de sus socios ‘morados’.

“Nuestra opción es que no haya elecciones anticipadas. Aunque se pudieran caer los Presupuestos, hay muchos motivos para continuar con la actividad legislativa”, ha reafirmado después en declaraciones a los medios de comunicación al abandonar el hemiciclo, para añadir que el Gobierno debería aguantar sin convocar “todo lo que haga falta”.

Además, ha avisado de que “sería absolutamente irregular e incorrecto” que hubiera elecciones en la mitad de la celebración del juicio del procés, porque “una de las partes de la acusación es un partido que se presentaría a esas elecciones”, en referencia a Vox. “Distorsionaría tanto las elecciones como la propia campaña electoral”, ha remachado.

PODEMOS YA TIENE CANDIDATO

Al contrario que Garzón, los principales dirigentes de Podemos llevan meses avisando al Gobierno de que si no consigue sacar adelante sus cuentas públicas, y la mayoría que hizo posible la moción de censura se rompe, no puede mantenerse en La Moncloa con el apoyo de 84 diputados.

De hecho, la formación liderada por Pablo Iglesias ya celebró en diciembre sus primarias para conformar sus listas al Congreso y al Senado –en las que el secretario general resultó reelegido como candidato a la Presidencia–, para estar preparados ante ese posible adelanto electoral.

Sin embargo, según el líder de IU, lo más conveniente, en el caso de que el Congreso tumbe los Presupuestos, no es el adelanto sino seguir con la legislatura, porque todas las leyes que están ahora mismo en negociaciones o en tramitación “decaerían” si hay elecciones anticipadas.

PARA NO DEJAR CAER LAS LEYES

“Le digo a la ministra de Hacienda y al presidente del Gobierno que si por lo que fuera los Presupuestos no salieran en este momento, les pido que no dejen caer todas las leyes que están ahora mismo negociarse o en trámites y que son positivas”, ha solicitado.

En este sentido, Garzón ha invitado al Gobierno a “continuar con el espíritu” que hizo posible el acuerdo de Presupuestos en octubre, “independientemente de lo que suceda en el día de hoy”. “Porque no hay otra salida. La salida de las tres derechas es más confrontación, más crispación y más enfrentamiento entre los españoles”, ha avisado.

“La salida de las tres derechas es romper España. Para construir una España de futuro necesitamos seguir por esta vía, sorteando incluso aquellos obstáculos que quizás como pudiera pasar en el día de hoy necesitemos resolver”, ha zanjado.

De este modo, Garzón no ha querido valorar posibles fechas de ese hipotético adelanto electoral porque no quiere que se produzca, y ha defendido que los comicios deberían celebrarse lo más tarde posible. “Ninguna fecha es buena porque hay mucho que hacer todavía”, ha sentenciado.

“Mientras haya mayorías en el Congreso que permitan aprobar leyes, todo lo que haga falta”, ha enfatizado, al ser preguntado sobre la celebración de elecciones en 2020. “Entiendo que es un escenario complicado pero yo trataría una hipotética caída de los Presupuestos como un elemento de obstáculo que se ha perdido como oportunidad pero que desde luego hay lugar para continuar más adelante”, ha insistido.

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha respondido a Garzón que el Gobierno “no va a renunciar a seguir mejorando la vida de los españoles, a blindar las políticas sociales, proteger a los más vulnerables y hacer una redistribución justa de la riqueza”.

EL GOBIERNO DICE QUE NO RENUNCIA

Montero ha asegurado que el Ejecutivo seguirá impulsando el diálogo “como único camino posible para resolver situaciones de conflicto” y ha confiado en seguir trabajando con Podemos “con lealtad y responsabilidad para que España siga avanzando y no retroceda como quieren las derechas”.

En este sentido, ha compartido con Garzón que las fuerzas progresistas están ante un momento “crítico” por la “ola neoliberal y de ultraderecha de tres cabezas”, si bien ha opinado que “hay poca gente que en España quiera retroceder a épocas pasadas”, por lo que frente a las fuerzas que buscan la “involución” de derechos, ha sostenido que las formaciones progresistas tienen que se capaces de “desenmascarar toda la teatralización”.

“Tenemos puntos de encuentro, hemos tenido capacidad de poder abordarlo y seguiremos trabajando”, ha añadido Montero, quien ha abogado pro “consolidar alianzas” con Unidos Podemos.

Deja un comentario