El líder de la formación Actúa, Gaspar Llamazares, ha sumado hoy cientos de avales de ciudadanos en el Rastro y en el parque de El Retiro de Madrid para poder concurrir a las elecciones generales del 28-A y atraer votantes de izquierda «seria» y «de diálogo» que no se sientan representados.

Un total de 6.000 firmas son los que necesita Actúa para poder presentarse el 28-A por la circunscripción de Madrid, un objetivo que Llamazares cree que será fácil pues ya han logrado dos tercios de los avales, que como fecha límite deberán presentar el 25 de marzo.

En declaraciones a EFE en el parque de El Retiro, donde Actúa ha continuado su campaña de recogida de firmas tras hacerlo por la mañana en el Rastro, Llamazares ha criticado la «carrera de obstáculos» que la última reforma laboral ha puesto en el camino a los partidos nuevos que deciden presentarse a unos comicios.

A juicio del candidato de Actúa, con la obligación de presentar un determinado número de avales se obliga a la formación a un esfuerzo «que no realizan el resto de partidos que están ya preparando su campaña electoral».

«Es una carrera de obstáculos que no tienen sentido porque limita nuestros derechos políticos», ha enfatizado Llamazares, que defiende que Actúa surge porque un volumen importante de la «izquierda seria y de diálogo no se siente representada ni por PSOE ni por Unidos Podemos.

Y ha apostillado: «No venimos a dividir, sino a sumar a más electores que hoy están en casa para que la izquierda en su conjunto tenga una mayoría no hipotecada al independentismo ni a otras fuerzas que tiene otros intereses».

Respecto a Izquierda Unida, Llamazares considera un «contrasentido» que ni siquiera su coordinador general, Alberto Garzón, se presente el 28-A por Madrid, la circunscripción principal.

A su juicio, se trata de «un error» muy unido al que este partido cometió ayer al apoyar la movilización independentista celebrada en Madrid.