Tal y como informábamos el pasado 13 de agosto, durante una transmisión en directo, el youtuber Borja Escalona presionó a la encargada del local «A Tapa do Barril», de Vigo, para no pagar una empanadilla a cambio de la promoción al local, que en ningún momento estaba acordada con la empresa. Al negarse, le pagó de malas formas y le aseguró que la empresa iba a recibir una factura de 2.500 euros.

En cuanto el youtuber hizo pública su experiencia en el establecimiento, los seguidores de Borja Escalona comenzaron a escribir reseñas negativas del mismo en las que aseguraban haber encontrado pelos en la comida o incluso cables de estropajo.

Los dueños del local se vieron obligados a emitir un comunicado después del desagradable incidente: «Ayer, en nuestro local de Porta do Sol, vivimos un incidente muy desagradable que ha comprometido nuestra imagen de marca, a una de nuestras trabajadoras y, por tanto, a todo el equipo que formamos parte de A Tapa do Barril».

La gerente del local que se negó a invitar a Borja Escalona: "Voy a intentar que se cree algún tipo de jurisprudencia para que a nadie le pase este atropello"
La gerente del local que se negó a invitar a Borja Escalona: «Voy a intentar que se cree algún tipo de jurisprudencia para que a nadie le pase este atropello»

Este martes, el programa Espejo Público, ha contactado con Ana Terzado, la gerente del establecimiento en cuestión, quien ha señalado que su empleada, Rebeca, ha recibido muchísimas muestras de cariño después de lo ocurrido y que ahora está tranquila, intentando que el incidente se olvide. «Pasó dos días sin dormir por los nervios, porque es que, aún por encima, lo malo del caso es que ella se llegó a sentir culpable y dijo que había actuado mal, que si le hubiese regalado la empanadilla nada de eso hubiese pasado. Aún por encima», ha dicho Ana.

«Nosotros tenemos a veces en una mesa a cuatro generaciones sentadas»

«Lo que pienso que esa persona nunca se imaginó es que nosotros somos un negocio pequeño, familiar, en el otro extremo del país, que teníamos 4.000 seguidores no comprados ni cosas de esas, eran 4.000 clientes que me conocen desde que soy niña porque llevo trabajando desde los 15 años con mis padres. Clientes que son generación tras generación. O sea, nosotros tenemos a veces en una mesa a cuatro generaciones sentadas».

«Entonces claro, a la gente le molestó muchísimo y se volcó en las redes. Y esto, pues nada, se montó una bola de nieve que yo en la vida pensé que se fuese a montar así», añadió.

En cuanto a si va a presentar una denuncia, la gerente del lugar indicó: «Como ha actuado voy a denunciarlo y voy a intentar que se cree algún tipo de jurisprudencia para que a nadie le pase este atropello».

Diego Revuelta ha agregado que iba a hacer un pedido de empanadillas al restaurante para todos los colaboradores presentes en el plató de Antena 3 porque las querían probar y las querían enseñar. Además, el presentador le ha dicho a Ana que les pase la factura para que el equipo la abonase.

Para finalizar, Ana señaló que «‘youtuber’ puede ser uno de forma profesional y hay mucha gente que se dedica a ello de forma respetuosa y profesional, pero lo que no se puede permitir es esta serie de personajes que se levantan un día, se le ocurre un sitio adonde ir a intentar hacer una publicidad que le sale mal y arruinarle el día o el trabajo de muchos años».

«Le pasa esto a un negocio que acaba de abrir y les hace polvo»

«En este caso ya digo nosotros llevamos 50 años en Vigo haciendo nuestro producto, pero le pasa esto a un negocio que acaba de abrir, que no tiene tantísimos seguidores fieles como nosotros y les hace polvo. O sea, eso es lo que no puede ser», ha zanjado la gerente de «A Tapa do Barril».

DEJA UNA RESPUESTA