A pesar de lo paradigmático que pueda sonar, la burocracia siempre ha resultado ser enemiga de la eficacia. Muchos de los trámites que tenemos que cumplimentar diariamente, por desgracia, se suelen distender en el tiempo y nos hemos de enfrentar a un amplio marco de impedimentos complicados de sortear. Sin embargo, desde que internet llegó a nuestras vidas, todo parece haberse acelerado y estas gestiones no son una excepción a la norma; algo que, en tiempos de pandemia sanitaria, resulta un alivio para el marco de la salud.

Quédate en casa y gestiona trámites online

La pandemia sanitaria a la que nos estamos enfrentando diariamente ha marcado por completo la estructura social del año 2020, delimitando en gran medida las libertades individuales. Mantener la distancia social para prevenir contagios de covid-19 es un imperativo y en lo referido a los trámites administrativos, contamos con toda la información oficial en Confesal: un portal que nació para simplificar al máximo cualquier tipo de gestión por realizar.

Cuando en marzo se anunció la cuarentena total, nos tuvimos que acostumbrar a una nueva forma de entender la cotidianidad. Tras el respiro que experimentamos durante el verano y la llegada de la segunda ola, de nuevo hemos de tomar todas las precauciones pertinentes. El coronavirus sigue creciendo día tras día en todo el mundo y es de vital importancia anteponerse al impacto que generó en su primer ataque; motivo por el que este tipo de plataformas son aliados en el sector sanitario.

La agilidad online es un rasgo característico de nuestro tiempo, algo que por fin se aplica a la burocracia. En Confesal disponemos de una larga lista de tutoriales que nos guiarán en cualquier proceso que tengamos que llevar a cabo, velando así por la eficiencia en las administraciones. Es muy probable que, debido a la poca usabilidad que suelen presentar las webs de instituciones públicas, tengamos por delante ciertos problemas; por lo que las indicaciones de estos expertos son un bien de primera necesidad.

Desde la comodidad y, sobre todo, seguridad del hogar nos será posible cumplimentar con dichos trámites. Es responsabilidad de cada uno de nosotros frenar la expansión del virus y así retomar esa normalidad que nos robó el covid-19. Algo tan sencillo como realizar los papeleos desde casa es una manera más de contribuir en dicha dirección; cambiando el curso de los acontecimientos para protegernos tanto a nosotros, como a los que nos rodean.

Qué organismos tienen trámites online

La efectividad de Confesal no solo surge de la claridad en sus tutoriales, sino también de la versatilidad en sus listados. Puede que cualquier persona, sin importar sus conocimientos previos de internet, esté capacitada para realizar los cometidos burocráticos que tenga por delante al seguir sus guías; sin embargo, el mérito de la plataforma es el hecho de contar con indicaciones detalladas para todos los organismos públicos de diferentes países.

En el caso de España, disponemos de tutoriales para ámbitos sociales de vital importancia. Uno de los más relevantes, dadas las complejidades laborales a las que nos estamos enfrentando actualmente, son aquellos asociados al SEPE y las gestiones de empleo o ERES. De la misma manera, no podemos olvidar otros como los sanitarios, entre los que destacan el SAE, SAS o la Seguridad Social. Por último, también cabe destacar los trámites más comunes, como es el caso de renovar el DNI, el pasaporte o pasar la ITV.

No obstante, la pandemia no es algo exclusivo de España y Confesal se ha propuesto brindar asesoría a la mayor cantidad de países posible. Si navegamos por su web, pronto damos con otras regiones del mundo como Venezuela, México o Colombia en los que el virus está azotando con fuerza y respetar las medidas de distanciamiento social es igualmente una prioridad que no podemos abandonar.

Los tiempos han cambiado prácticamente sin avisar a nadie, por lo que resulta necesario incorporar esas acciones destinadas a mejorar la vida de la sociedad. Internet y los portales especializados contribuyen a ello y está en nuestras manos aprovechar sus recursos.