miércoles, octubre 28, 2020
Giorgia Meloni, la nueva estrella del fascismo italiano

Giorgia Meloni, la nueva estrella del fascismo italiano

Nace una nueva líder de la extrema derecha en europa, más ultra que Salvini y cercana a Trump y Orbán.

A su lado, Matteo Salvini, jefe de la también soberanista Liga, parece manso. Italia, ese país de derechas con una coalición de centro-izquierda, en el que según las encuestas nacionales, dos de los tres partidos más fuertes son de derechas y una estrella fascista ha nacido.

Uno de esos partidos es la Liga de Matteo Salvini, que cuenta con el 27% de apoyo, y el otro es Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia), con más del 14%. Al frente de este partido está una mujer, algo todavía inusual en Italia: Giorgia Meloni, de 43 años. De segundona a prima donna del soberanismo en Italia.

La líder de Hermanos de Italia (HDI) es la nueva rival soberanista de un Salvini destinado, según los sondeos, a convertirse en primer ministro si hoy mismo hubiera un adelanto electoral en el país. En las elecciones regionales del domingo y el lunes, que coincidieron también con el referéndum constitucional sobre la reducción del número de diputados y senadores, Hermanos de Italia ha reforzado su posición al conquistar la región de Marcas, en el centro de Italia y donde llevaba 25 años gobernando el centro-izquierda.

Aliada de Trump y del primer ministro húngaro Viktor Orbán, discípula de Gianfranco Fini, el político que en los 90 convirtió el post-fascista Movimiento Social Italiano, MSI, en la conservadora Alianza Nacional. Es muy activa en las redes sociales y sus duros mensajes ultras en el Parlamento atraen la atención de millones de italianos.

A lo largo de esta semana, Meloni ha estado bajo los focos como la ultra del momento. En coincidencia con la Conferencia de Conservadurismo Nacional, celebrada hace unos días en Roma, ha reunido a los principales líderes de la ultraderecha europea para definir las líneas comunes a nivel continental.

Euroescéptica, su partido en el Parlamento europeo forma parte del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos junto con Vox y Ley y Justicia – PiS, pero no llama a la salida de Italia de la Unión Europea.

Ha acusado al gobierno dirigido por Giuseppe Conte de aprovechar la emergencia causada por la pandemia de COVID-19 para consolidar su poder, aunque nunca ha negado la peligrosidad del virus. Siempre lleva la mascarilla (a ser posible verde, blanca y roja) y prefiere que los expertos, y no los políticos, hablen del asunto en los medios. Un peligro ya que tiene la actualidad medida al milímetro.

Meloni siempre ha militado en las filas de la ultraderecha, mientras que Salvini tuvo un pasado en las juventudes de izquierda: «Yo siempre he sido de derecha», asegura Meloni. En segundo lugar, Salvini ha sido vicepresidente de Interior entre junio de 2018 y septiembre de 2019, lo cual implica que ha tenido que enfrentarse a las contradicciones de pasar de la oposición al Gobierno.

La izquierda lo tiene muy difícil en Italia, un nuevo monstruo fascista ha nacido.