El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, sostiene que su partido, de cara a las elecciones, se marca como objetivo «echar» a Pedro Sánchez de la Presidencia del Gobierno y afirma que por ello ha tendido la mano al presidente del PP, Pablo Casado, para lograrlo, si bien cree que este debe «creer más en sí mismo (…): Podemos sumar entre todos».

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, el candidato al Congreso por la provincia de Toledo resalta que la «prioridad absoluta» de su partido es que el líder de los socialistas no repita como presidente del Gobierno porque «es una emergencia nacional» y resalta que para lograrlo Cs hará «todo lo posible».

Por ello, ante la posibilidad de tener que pactar o negociar con Vox para lograr una mayoría que posibilite su objetivo, Girauta explica que la formación naranja no va a «ceder ni uno solo» de sus principios y valores «en ningún tipo de conversación política» y pasa la responsabilidad al partido de Santiago Abascal, al que le pregunta si, en caso de que entren en el Congreso, «quieren a Sánchez» como presidente.

«Para que todo el mundo lo tenga claro: Si hay un escaño más para echar a Sánchez, nosotros vamos a hacer todo lo posible para echar a Sánchez», recalca Girauta.

Recuerda que su partido le ha tendido la mano al PP, «el otro partido constitucionalista» para desalojar a Sánchez, pero lamenta que Casado «tarda en coger esa mano» y además cree que «tiene poca fe y dice que ahora ya es tarde», pues cree que deberían haber presentado listas únicas en las provincias más pequeñas.

«Creo que Casado tiene que animarse, creer un poco más en sí mismo, porque podemos sumar entre todos y no es tan importante el hecho de que él vaya a perder 40 o 50 diputados o que nosotros ganemos 30 o 40, el hecho importante es que sumemos para echar a Sánchez», recalca Girauta.

Para el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, la urgencia de desalojar a Sánchez de la Moncloa viene dada por sus meses al frente del Gobierno y porque «se apoya en quienes desean lo peor para el país y pretenden la desigualdad de los españoles».

Girauta desconfía del «no es no» a la independencia de Cataluña esgrimida por Sánchez, porque dice que «los hechos están ahí, han sido ocho meses de infamia», lo que le lleva a creer más en los actos que ya ha protagonizado Sánchez que en las palabras que pronuncie en precampaña.

Asimismo, también comenta la posibilidad anunciada por la excoordinadora del PdCat Marta Pascal de crear un nuevo partido catalanista que no trabaje únicamente por la independencia, y cree que es de «una ingenuidad fascinante» pensar que el catalanismo puede actuar como si no se hubiera producido el «golpe de Estado» y como si «durante décadas» no hubieran dicho que España «es una cosa terrible, un país atrasado, que roba, expolia».

«Vamos a ver cuántos votos tiene el catalanismo supuestamente moderado. El catalanismo moderado no existe, es un concepto bastante bien definido en la historia de España, pero ha muerto», concluye Girauta.

DEJA UNA RESPUESTA