La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social en funciones, Yolanda Díaz, ha vuelto a poner el foco en Glovo, la conocida plataforma de reparto, por presuntas vulneraciones laborales.

Durante el evento Metafuturo organizado por Atresmedia, Díaz anunció que la Inspección de Trabajo ha iniciado una nueva investigación contra Glovo por la presunta violación de la privacidad de los trabajadores fuera de sus horas laborales, utilizando este caso como ejemplo del uso indebido de la Inteligencia Artificial en cuestiones laborales.

Este nuevo episodio se suma a las múltiples investigaciones y sanciones previas que Glovo ha enfrentado por supuestas infracciones a la ley Rider, acumulando ya más de 205 millones de euros en multas.

Glovo de nuevo en el punto de mira: Yolanda Díaz anuncia una nueva investigación contra la plataforma de reparto por "vulnerar la intimidad de los trabajadores"
Glovo de nuevo en el punto de mira: Yolanda Díaz anuncia una nueva investigación contra la plataforma de reparto por «vulnerar la intimidad de los trabajadores»

La ministra subrayó la necesidad de crear un marco normativo que proteja a los trabajadores frente a la creciente influencia de las nuevas tecnologías en el ámbito laboral y advirtió sobre los peligros de permitir que la Inteligencia Artificial entre sin restricciones en el mundo laboral y afecte negativamente los derechos de los empleados.

Díaz instó a continuar investigando para desarrollar regulaciones que protejan a los trabajadores y abogó por un enfoque conjunto que incluya a las empresas, las administraciones y las universidades públicas. Hizo hincapié en que la implantación de la Inteligencia Artificial está superando la velocidad de la reconversión laboral, y es crucial asegurar que los empleados no sean víctimas de esta transición tecnológica.

La ministra planteó un dilema: elegir entre una sociedad tecnológicamente feudal, donde unos pocos controlan el poder empresarial a expensas de los derechos, o una salida democrática y consensuada que implique una regulación laboral mínima. Abogó por una estrategia conjunta centrada en la formación para manejar este desafío y garantizar un futuro laboral justo y moderno.

Díaz también enfatizó que la Inteligencia Artificial no puede ser aplicada indiscriminadamente en todas las actividades laborales y destacó la importancia de que el trabajo del futuro esté en consonancia con los derechos humanos.

Valoró el avance español con la ley Rider, considerada una norma pionera en el mundo, y subrayó la necesidad de evitar cualquier retroceso en los derechos laborales en nombre del progreso tecnológico, citando el caso de Glovo como ejemplo de competencia desleal y elusión de las leyes laborales.

DEJA UNA RESPUESTA