En el pleno celebrado este martes, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado por unanimidad designar magistrados del Tribunal Constitucional (TC) al presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, César Tolosa, y a la expresidenta de la Sala Cuarta del alto tribunal, María Luisa Segoviano, ahora jubilada.

Este hecho supone un paso importante para que se ponga fin al bloqueo institucional que derivó el pasado lunes en una crisis tras la negativa del TC a dejar que la reforma judicial continuara su trámite parlamentario en el Senado y para que España recupere la normalidad institucional.

El Gobierno ha aplaudido y ha valorado muy positivamente el acuerdo unánime al que han llegado los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para elegir a sus dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC), y ha cargado contra el Partido Popular por «bloquea» y «dañar» las instituciones del Estado.

El Gobierno aplaude el acuerdo del CGPJ, pero lamenta que el PP quiera "dañar" las instituciones
El Gobierno aplaude el acuerdo del CGPJ, pero lamenta que el PP quiera «dañar» las instituciones

Fuentes del Gobierno, indican que «pese al retraso y el bloqueo provocado por el PP, hoy el CGPJ ha cumplido sus obligaciones, la Ley y la Constitución», una cuestión que esperaban «desde hace meses».

Además, fuentes de la Moncloa han recordado que ahora habrá mayoría progresista de siete magistrados frente a cuatro conservadores. «El PP no podrá nunca imponer su bloqueo frente al normal funcionamiento de la democracia», han subrayado.

Asimismo, desde Moncloa aseguran que esperan que se «recupere el prestigio, la objetividad y la credibilidad dañadas después de las insólitas decisiones adoptadas en las últimas fechas».

Desde el Gobierno han aprovechado también para poner el foco en el «bloqueo del PP» y de paso enviarle un recado: «El principal partido de la oposición viene incumpliendo la Constitución y la Ley a diario. Los episodios vividos en los últimos días ponen de manifiesto que el Sr. Feijóo y el PP han sido capaces de tensionar las instituciones democráticas hasta límites insospechados».

De esta manera, el Gobierno ha emplazado al PP y a Feijóo a «reflexionar si era necesario llevar hasta el límite el Congreso, el Senado y el TC, dañar el prestigio del TC y de algunos de sus magistrados para, finalmente, no impedir que se cumpla la Constitución y que se renueve el Tribunal».

«El único que falta por cumplir con la Constitución y la renovación del CGPJ es el PP. El Gobierno desea la normalización de las instituciones de nuestro país que es por lo que lleva trabajando durante los últimos 4 años», han sentenciado.

Ahora, el Pleno del Constitucional deberá analizar la idoneidad de los candidatos comprobando que cumplen los requisitos legales para ser magistrado del Constitucional: ser español y jueces, fiscales, profesores universitarios, funcionarios o abogados, todos ellos juristas de reconocida competencia con más de 15 años de ejercicio profesional.

DEJA UNA RESPUESTA