Según recoge Público, el anteproyecto de la Ley de Memoria Histórica permitirá anular las condenas de los últimos fusilados del régimen franquista como la de Puig Antich.

El nuevo anteproyecto permitirá en su artículo 5.3 declarar «ilegítimas y nulas de las condenas y sanciones con independencia a la calificación jurídica utilizada para establecer dichas condenas y sanciones».

También permitirá «declarar la nulidad también de condenas dictadas en el marco de juicios injustos, de motivación política, aunque desarrollados con base en delitos ordinarios», como en el caso de Puig Antich y los últimos fusilados por Franco.

Las cuatro hermanas del militante Salvador Puich Antich fusilado en 1974 “lucharán para una anulación definitiva en los tribunales” a la espera de que sea aprobado en el Congreso en el primer trimestre de 2021, tal y como ha señalado el abogado de la familia.

Victoria Sánchez Bravo, hermana de otro de los últimos fusilados, José Luis Sanchez-Bravo Solla, ha conocido hace pocos días la noticia y ha afirmado que lo que “pretendemos es que se repare su nombre y su condena. Por lo menos que quede limpio. Pretendemos que se restituya la inocencia que le quitaron en un juicio en el solo pretendían un escarmiento a la izquierda”.

Flor Baena, hermana de Humberto Baena, fusilado con 25 años de edad, aún recuerda la llamada del responsable de Amnistía Internacional en Vigo anunciándole, después de 45 años años desde su asesinato, esperanza en la anulación de su condena.

El investigador de Amnistía, Daniel Canales, ha declarado a Público que «el anteproyecto aún tiene que pasar por el Parlamento». La declaración expresa de nulidad «por vicios de forma y fondo de las condenas y sanciones dictadas por motivos políticos, ideológicos o de creencia por cualesquiera tribunales u órganos penales o administrativos durante la Dictadura (…)», constituye un gran avance con respecto a la legislación vigente que «se limitaba a establecer la ilegitimidad de este tipo de sentencias, lo que ha impedido la revisión y anulación de las mismas», como se estipula en la Ley de Memoria Histórica del año 2007.

Canales concluye señalando que «las autoridades tienen que garantizar que haya una reparación real. Fue muy esclarecedor el informe del relator de Naciones Unidas cuando expresó que la declaración de ilegitimidad de la Ley de Memoria Histórica de 2007 se había manifestado insuficiente porque no ha conllevado la nulidad de esas sentencias, que es a lo que hay que aspirar».

El nuevo anteproyecto de ley parece dar esperanza a la nulidad de las sentencias del régimen franquista que, reclaman las familias

El Gobierno anulará las condenas de Puig Antich y los últimos fusilados del régimen franquista
El Gobierno anulará las condenas de Puig Antich y los últimos fusilados del régimen franquista

Las hermanas de Salvador Puig Antich llevan luchando toda una vida para esclarecer aquel proceso judicial que fue una auténtica farsa. Marçona, la hermana más pequeña de Salvador, viajó a Argentina para hacer una declaración en el proceso de la querella argentina. «La influencia del franquismo en la justicia durante la Transición ha consistido en poner palos en la rueda a una justicia responsable con los Derechos Humanos, fundamentalmente al nivel de los crímenes del franquismo».

El abogado de la familia lleva varias décadas, acompañado de la familia, tratando de esclarecer los hechos. Tal y como recoge Público, incluso el Ayuntamiento de Barcelona ha presentado una querella contra el exmilitar Carlos Rey González, abogado en activo que redactó y firmó la sentencia de muerte, basada jurídicamente en el concepto de asesinato de lesa humanidad.

Sebastián señala a que «las hermanas Puig Antich están apoyando esta querella y nunca han cesado en su empeño de hacer justicia. Solo esperamos que la aprobación de esta ley permita a las víctimas que se haga reparación de la justicia».

Fuente: Público