Eldiario.es


En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Erkoreka ha indicado, en referencia a las conversaciones entre PSOE y Unidas Pordemos, que para el Gobierno Vasco es «muy sorprendente» que, hasta ahora, «en el debate público solo hemos escuchado quién debe jugar con quién, o si el otro debe entrar en el Gobierno o no, o si la fórmula de colaboración va a ser coalición o cooperación».

En este sentido, ha considerado que ambas formaciones «están agotando toda su interlocucuión en ese tipo de debates», y que, «sobre lo más importante, es decir, sobre el debate programático, hasta ahora no hemos visto nada».

«Convocar una sesión de investidura sin tener previamente las cosas mínimamente atadas es peligroso. Es cierto que faltan tres semanas hasta el día 22 y que en esos días el PSOE hará su trabajo y seguirá tratando de buscar compañeros de viaje para sacar adelante la invcestidura. No cree que unos y otros vayan a actuar con irresponsabilidad y vayan a ir a una sesión así sin haber atado las cosas poreviamente en la medida de lo posible», ha insistido.

Además, Erkoreka ha asegurado que «el Gobierno más conveniente en Madrid» para el Ejecutivo autónomo es aquel que «reconoce la pluralidad y la diversidad nacional del Estado y pone en marcha todas sus políticas partiendo de ahí». Asimismo, ha instado al nuevo Gobierno de España a que realice «un intento sincero» de solucionar «el debate catalán» y muestre «una postura adecuada para dar respuesta a las reivindicaciones de Euskadi».

En este sentido, ha recordado que el Gobierno tiene «una agenda vasca» que incluye muchas cuestiones, «algunas políticas y otras más sectoriales», pero que, actualmente, «no tenemos interlocución, no tenemos con quién hablar». «Los meses pasan y nosotros no tenemos opción de hablar con nadie. Eso es un problema, y cuanto más se alargue esta situación, el problema va a ser cada vez mayor», ha asegurado.

NUEVO ESTATUS

Por otro lado, Josu Erkoreka ha afirmado que está esperanzado en que la comisión de expertos encargada de redactar el borrador sobre un nuevo estatus político para Euskadi va a ofrecer «avances sustanciales», y ha pedido que se deje trabajar a los expertos.

En su opinión, hasta ahora se han logrado avances que «poca gente esperaba», ya que se han logrado acuerdos «en cuestiones que, de por sí, eran muy difíciles, como la de los derechos sociales o la de la actividad exterior».

«En la comisión de expertos han logrado una conformidad muy amplia en torno a eso. También han dado otros pasos, y su propósito es que, cuando acabe el verano, para septiembre, van a elaborar otros dos apartados. Si se logran avances en todos esos apartados, podemos tener un texto bastante avanzado y completado, y además bastante consensuado», ha destacado.

Erkoreka ha indicado que espera que de la comisión de expertos salga «un importante trabajo» y que, posteriormente, el Parlamento vasco «será capaz de aprovechar, canalizar y elaborar acuerdos políticos en torno a todos el trabajo realizado» por dichos expertos. «Dejémosles trabajar, y esperemos que, con el trabajo que van a realizar también en verano, salga algo y luego los partidos políticos sean capaces de construir un acuerdo en torno a eso», ha añadido.

PRESUPUESTOS

Por último, el portavoz del Gobierno Vasco ha asegurado que, si el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, se ha mostrado optimista tras las primera reuniones mantenidas con los grupos de la oposición sobre las directrices políticas y económicas de los presupuestos poara el año 2020, «yo no voy a decir lo contrario».

Aún así, ha recordado que «aún tan solo hemos dado el primer paso», ya que el Gobierno vasco todavía no tiene «una propuesta en firme del proyecto de presupuestos», y está contrastando con los grupos de la oposición «un documento que marca la dirección política y económica».

«Y no hemos visto ninguna postura claramente contraria a ese documento. Todos dicen que el cuadro macroeconómico está bien encauzado en la esencia y que, en gran medida, están de acuerdo. A día de hoy, la relación ha sido positiva, porque nadie se ha automarginado y nadie ha realizado planteamientos maximalistas como excusa para negarse a la negociación», ha destacado.

Ver en Eldiario.es