El alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, afirmó hoy que solicitó al Gobierno sirio que permita la presencia de ACNUR en todas las zonas del país para incentivar el regreso de los refugiados.

«Solicité más acceso a los lugares de retorno, así como la ampliación de la presencia de ACNUR para proporcionar más apoyo a los desplazados internos y a los refugiados que regresan», declaró Grandi en una rueda de prensa en Beirut al término de una visita de dos días en Líbano, país al que llegó procedente de Siria.

Grandi, que hoy visitó un campo de refugiados cerca de Trípoli, consideró que la presencia de ACNUR «constituirá un elemento de construcción de confianza y el retorno es una cuestión de confianza».

El titular de la Agencia de la ONU para los Refugiados reveló que ofrecieron «asesorar» al Gobierno sirio en temas de documentación, repatriación y reparaciones básicas de viviendas «para facilitar el regreso, para que las personas puedan volver a sus hogares”.

«Mi impresión es que las áreas controladas por el Gobierno sirio están más estabilizadas, pero la situación continúa difícil», agregó Grandi.

El responsable de ACNUR también rindió homenaje al Gobierno y al pueblo libanés por seguir proporcionado refugio a casi un millón de refugiados, lo que hace de este país el segundo con más refugiados por detrás solo de Turquía.

«Después de ocho años de esa terrible guerra, el impacto sobre el Líbano es muy pesado y la comunidad internacional debe ser consciente de esto», agregó.

Grandi señaló que durante su encuentro con los principales responsables libaneses reafirmó el compromiso de su institución de continuar apoyando el país, así como a los refugiados y a las comunidades que los acogen.

Asimismo, reconoció que el país está cansado de dar cobijo a más de un millón de sirios durante tantos años, pero expresó la esperanza de que esas personas no sean sometidas a restricciones, ya que podría dar lugar a un aumento de la tensión.

Durante su visita al campo de refugiados, Grandi dijo en una declaración transmitida por Facebook que «todavía hay pocos regresos» a Siria, a pesar de que «la mayoría» de los 5,5 millones de refugiados quiere volver.

«Pero el regreso depende de infraestructura, vivienda -hay mucha destrucción en Siria-, falta de trabajos, seguridad y del servicio militar», puntualizó.