Javier F. Ferrero

Se estima que en Estados Unidos se usan 500 millones de pajitas diariamente y sólo McDonalds usa 60 millones en todo el mundo al día.

Los españoles consumimos 4.745 millones de pajitas de plástico cada año, unos 13 millones cada día, y constituye el quinto residuo más habitual en las playas, según la organización ecologista Greenpeace, que ha pedido acabar con estos materiales.

España sólo recicla el 37% de los envases plásticos, el resto contamina año tras año nuestro entorno. Un situación intolerable, pues además estamos hablando de un objeto totalmente innecesario y prescindible en el 99,99% de los casos.

Además, al degradarse en el mar generan microplástico que “vuelve a nuestras mesas a través del pescado y marisco que consumimos”. “Las pajitas de plásticos han pasado a ser unos de los elementos más frecuentes en nuestros mares, playas, ríos. A pesar de ser el utensilio plástico más prescindible e innecesario, en el Mediterráneo suponen ya el 6% de la contaminación por plástico”, ha declarado Julio Barea responsable de la campaña de Residuos de la organización ecologista.

En Europa se venden cada año 36.500 millones de unidades de esta cánulas y se estima que entre el 40 % y el 60 % de las tortugas ingieren plásticos, un porcentaje que alcanza incluso el 93 por ciento en algunas especies de aves.

Más de un millón de aves y unos 100.000 mamíferos marinos mueren cada año como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar, detalla la Greenpeace. Según Ocean Conservacy las pajitas suponen un 4% de la basura total que hay en el océano.

Para Greenpece existen alternativas al empleo de elementos plásticos de un solo uso que pasan en primer lugar por la reducción del consumo, pero también por un incremento por ley de la responsabilidad del productor de estos objetos y envases.

La ONG pide dejar de consumir pajitas y exige a las diferentes administraciones leyes que establezcan la prohibición de estas y otros productos de usar y tirar (como bolsas y botellas de plástico de un solo uso, bricks, latas de bebidas, removedores, cápsulas de café desechables, vasos y cubiertos de usar y tirar). Así, para luchar contra el grave problema de contaminación por plástico reclaman:

  • Prohibir la distribución y venta de pajitas de plástico de un solo uso, existen alternativas hechas de materiales reutilizables (vidrio, acero, bambú) incluso comestibles.
  • Abandono de cualquier tipo de envases de usar y tirar (bolsas, botellas, latas, bricks, cápsulas de café, removedores, cubiertos…).
  • Fomentar el consumo de agua de abastecimiento público frente al agua embotellada.
  • Implantar un sistema de devolución y retorno (SDDR) de envases de bebidas, ya que cuatro de los elementos más encontrados en los mares se beneficiarían de ello.
  • Promover el uso de envases reutilizables, sólo posible a gran escala si tenemos un SDDR.

Deja un comentario