Vida Verde

Greenpeace ha presentado hoy su primer análisis de movilidad urbana sostenible en trece ciudades europeas, entre las que se encuentra Madrid. A pesar de estar en la mitad del ranking de la organización, Madrid solo obtiene una nota global de 4,3 y se encuentra entre las peores ciudades en calidad del aire debido a la contaminación que soporta la ciudad por el tráfico rodado.

Coincidiendo con el anuncio del Ayuntamiento de la capital de medidas para paliar el tráfico, Greenpeace ha hecho públicos testimonios de personas que viven al lado de la A-5 (Paseo de Extremadura), como ejemplo de las causas y consecuencias de esta movilidad insostenible.

Greenpeace ha analizado 21 indicadores de 13 ciudades europeas y Madrid solo obtiene una nota global de 4,3

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciando la decisión, incluida en el Plan A de Calidad del Aire de Madrid, de convertir la A-5 en una vía urbana, reivindicación histórica de los vecinos de la zona. La organización ecologista da la bienvenida a estas medidas pero reclama al Ayuntamiento su aplicación inmediata, con la implicación obligada de todos los ministerios afectados.

La mala calidad del aire de Madrid vulnera el derecho a la salud. Las medidas anunciadas hoy por la alcaldesa son positivas pero no se puede esperar tanto porque la Comisión Europea ha confiado en su aplicación para no llevar a España ante los tribunales y, sobre todo, porque no se puede desatender ni un minuto más a las personas para proteger a los coches”, ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de Movilidad de Greenpeace.

Los testimonios recogidos por Greenpeace de vecinos y especialistas médicos, confirman que esta autovía provoca altos niveles de contaminación atmosférica y acústica, que conllevan enfermedades respiratorias, cardiovasculares, trastornos del sueño, trastornos mentales como ansiedad, irritabilidad, etc.

La capital incumple los límites europeos de calidad del aire y excede las directrices recomendadas por la Organización Mundial de la Salud

La organización ecologista reclama la aplicación inmediata de todas las medidas aprobadas relativas a la A5, junto con la implementación de la zona de emisiones cero. Y considera que Madrid tiene que hacer un gran esfuerzo para mejorar la calidad del aire. Se requiere una regulación más estricta contra los vehículos contaminantes y se deben implementar sanciones económicas, para penalizar severamente a los vehículos que violen la regulación. Los vehículos deben dejar de ser subvencionados directa, e indirectamente, y pasar a pagar los costes externos que producen, contribuyendo así a crear fondos para apoyar más el transporte público.

Deja un comentario