La activista medioambiental sueca Greta Thunberg y el ya expresidente de los Estados Unidos Donald Trump han tenido sus más y sus menos durante los últimos años. Parece que todo queda atrás y se han saldado cuentas con un tuit de Thunberg que se ha hecho viral en Twitter.

En mayo de 2019, apareció en la portada de la revista Time, que la nombró «líder de la próxima generación» y señaló que muchos la ven como un modelo a seguir. Era un tiempo de fama y portadas para la activista. Thunberg y el movimiento de huelga escolar que la siguió aparecían en un documental de treinta minutos de la revista Vice titulado Make the World Greta Again y algunos medios llegaban a describir su impacto en el escenario mundial como el «efecto Greta Thunberg».

Parece que esta fama era algo que no gustaba mucho a Donald Trump, que llegó a decir en Twitter: «¡Greta debe tratar su control de ira, luego ir a ver una buena película antigua con un amigo! ¡Relájate, Greta, relájate!». Thunberg respondió en ese momento poniendo en su descripción personal de Twitter las palabras que le había dedicado el por entonces presidente de Estados Unidos.

La venganza de Thunberg

Thunberg de devolvió el mensaje a Trump durante su enfado por los resultados el día de las elecciones en las que Joe Biden fue elegido presidente. “Qué ridículo. Donald debe trabajar en su problema de manejo de la ira y, después, irse con un amigo a ver una película antigua. Tranquilízate, Donald, ¡tranquilízate”, le dijo .

Y la puntilla final la dió ayer. Greta ha aprovechado el día en el que Trump se ha despedido de la Casa Blanca para lanzar un tuit que va camino de hacer historia en Twitter.

«Parece un anciano muy feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. ¡Estoy encantada de verlo!», publicaba la activista en su cuenta de la red social, un mensaje cargado de ironía al que ha acompañado con una fotografía de Donald Trump despidiéndose mientras subía al helicóptero en el que ha abandonado junto a su mujer Melania Trump la Casa Blanca.

La joven parafraseaba de esta forma la burla del republicano en Twitter a propósito del discurso que protagonizó en la ONU en septiembre de 2019, en el que pronunció la recordada frase de «¿cómo se atreven?». Entonces, el que era máximo mandatario estadounidense dijo de la activista sueca que era «una joven muy feliz que mira hacia un futuro brillante y maravilloso».