0Shares

Fueron 12.000 los marineros que se embarcaron en la flota noruega entre 1948 y 1994 y fueron obligados por ley a pagar hasta el 30% de su salario bruto. Sin embargo, al no vivir en el país nórdico se les impedía cotizar. Este hecho les impide recibir una pensión, según el Gobierno noruego.

Los marineros españoles afectados por esta causa han iniciado este domingo manifestaciones en Oslo para exigir a Noruega el pago de sus pensiones. Los protestantes pertenecen a la asociación Long Hope, y tienen previsto continuar las movilizaciones en varias capitales europeas durante el próximo año.

Los marineros, gallegos en su mayoría, mantienen desde hace año y medio un doble contencioso contra Noruega por la vía civil y social, con el objetivo de agotar las instancias judiciales allí y llevar el caso al Tribunal de Estrasburgo.

El Gobierno español, que a juicio de los manifestantes, los trata como “apátridas”, se limita a decirles que se personará cuando el caso llegue a Estrasburgo, nunca antes.

Los marineros estuvieron acompañados en todo momento por la senadora gallega de Unidos Podemos, Vanessa Angustia, que ha pedido ayuda al Gobierno para presionar, afirmando que la situación tenía que haberse resuelto en 1994, cuando Noruega ingresó en la Unión Europea.

Los representantes de Long Hope tienen previsto realizar movilizaciones similares a partir de marzo en Londres, Berlín, Dublín, Viena, Ginebra, París, Roma, Atenas y La Haya para explicar a nivel internacional sus reclamaciones. Long Hope ya ha impulsado 87 movilizaciones en una década, muchas en Galicia, pero también ante las embajadas noruegas en Madrid y Bruselas, y ha conseguido el respaldo de los principales partidos españoles, el Congreso, el Senado y el Parlamento de Galicia.

0Shares

Deja un comentario