El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, afirma en una entrevista transmitida este martes en Miami que los más de cuatro millones de venezolanos que viven en el extranjero van a ser claves en la reconstrucción de su país.

«Nuestro principal producto de exportación es el capital humano», subraya en la entrevista transmitida en el foro tecnológico eMerge Américas 2019 mientras la atención internacional está puesta en la situación en Venezuela a partir de la Operación Libertad, lanzada esta mañana por Guaidó y el también opositor Leopoldo López junto con militares para echar a Nicolás Maduro del poder.

«Ese elemento (los venezolanos fuera del país) puede ayudarnos a reconstruir» Venezuela tras la salida de Maduro del poder, dice Guaidó al hablar de la necesidad de «importar» ese «talento inmenso» desperdigado por el mundo para aprovecharlo en la transición democrática.

La entrevista, según dijeron los organizadores de eMerge, fue realizada el pasado 25 de abril mediante una videoconferencia.

El presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino de Venezuela también destacó la importancia de que los venezolanos que están radicados en el exterior sigan informando a sus familiares en Venezuela de lo que realmente pasa en el país, porque dentro «se les niega el acceso a la información».

Guaidó señaló que el «bloqueo informativo» es una realidad en la Venezuela de Nicolás Maduro, donde hay medios cerrados, «censura» y «persecución de periodistas».

Cinco días antes del lanzamiento de la Operación Libertad, que tomó por sorpresa a todo el mundo, Guaidó señaló a los responsables de eMerge que es «un momento importante de cambio» no solo en Venezuela, sino en la región, e hizo votos para que el cambio también alcance a Cuba.

«Creo que el papel de esta joven generación es levantarse y cambiar no solo un país, sino hacer de la libertad y la democracia una causa justa y no limitada a Venezuela», señaló Guaidó, de 35 años, quien se definió como un «presidente milenial».

Tras repasar la «situación muy compleja» de Venezuela desde el punto de vista económico, equiparable a la de «un país en guerra», dijo, y las carencias que padece la población, Guaidó mencionó la creación de un «marco equitativo y justo» y la apertura de la economía como pasos necesarios tras el chavismo.

El presidente interino también dijo que Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, no debe ser solo un país petrolero, sino desarrollar la agroindustria, el turismo, las energías limpias y otros sectores.

También se mostró partidario de favorecer el emprendimiento, que a su juicio está hermanado con el «empoderamiento» de la gente.

Fuente