El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de medio centenar de países, tildó hoy de «farsa» la inhabilitación pronunciada en su contra por la Contraloría del país y dijo que no existe tal cosa porque no hay contralor.

«No existe un contralor, no existe una inhabilitación, el Parlamento venezolano es el único que puede designar un contralor», señaló al recordar que el contralor general, Elvis Amoroso, fue designado por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente y no por la Asamblea Nacional, que es el órgano previsto para ello.

Guaidó dijo que la inhabilitación «no es lo peligroso de esto, lo peligroso es que siguen atacando a la Presidencia encargada».