El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, volvió a llamar este jueves a la organización de un paro o «protesta social» para la semana próxima, luego del fallido intento de este jueves.

«Convoco a todos los sectores del país a realizar pronunciamientos exigiendo el cese de la usurpación, la actuación constitucional de la Fuerza Armada, su participación en la Operación Libertad, organizar y realizar 1 día de paro o protesta sectorial durante la próxima semana», dijo en Twitter.

El líder opositor había llamado a un paro progresivo en la administración pública a partir de este jueves del que no hubo reportes ni pronunciamientos de gremios. Asimismo, informó que para este viernes se realizarán asambleas de calle para convocar próximas movilizaciones.

Para el sábado ha pedido a sus simpatizantes movilizarse hasta las principales unidades militares del país para pedirle a los uniformados que defiendan la Constitución. El domingo la oposición estima realizar una «vigilia y oración por los mártires y la libertad».

«Continuar en la calle es la única manera de mantener la atención, presión, acción de la comunidad internacional, impulsar la actuación constitucional de la Fuerza Armada y demostrar a quienes aún sostienen al dictador que no habrá estabilidad mientras siga la usurpación», agregó.

El jefe del Parlamento encabezó el martes una rebelión militar junto a una veintena de uniformados contra el gobernante Nicolás Maduro, que posteriormente calificó el hecho de «escaramuza».

Naciones Unidas está en contacto con el Gobierno de Venezuela y con representantes de la oposición para insistir en la necesidad de calma y buscar una solución política a la crisis en el país, según dijo este miércoles la organización.

El secretario general, António Guterres, «Nuestra preocupación está con los venezolanos y en intentar encontrar una solución pacífica a la actual crisis».