La exalcaldesa y candidata de Guanyem Badalona en Comú a las elecciones municipales, Dolors Sabater, ha asegurado que la coalición que liderará junto a ERC está «a la espera» de que se sumen otras fuerzas de izquierdas como Podem para «blindar el cambio» que impulsaron en los últimos comicios.

Guanyem y ERC han presentado este miércoles su candidatura conjunta, que incluye a Avancem y Moviment d’Esquerres, y en la que todavía quieren aglutinar a otras formaciones.

A la misma hora, el círculo de Podem Badalona, celebra una asamblea con el objetivo validar un acuerdo con Sabater y los republicanos, aunque la dirección del partido morado ya ha cerrado un pacto con los comunes para la alcaldía de la ciudad.

De ratificarse la voluntad de Podem Badalona, el grupo municipal se desmarcaría de la cúpula catalana, que ha sellado una alianza con Catalunya en Comú para presentase unidos a las municipales con una lista encabezada por Aïda Llauradó.

«Deseamos que (en Podemos) se pongan de acuerdo, pero respetamos las dinámicas de la organización», ha señalado Sabater al respecto y tras opinar que, incluso si acaban acudiendo sólo Guanyem y ERC, tienen posibilidades de ser la lista más votada en las elecciones.

La exalcaldesa ha rechazado valorar la crisis interna que se ha desatado este miércoles entre sus potenciales socios de gobierno a raíz de las alianzas electorales en la ciudad, pero ha dejado claro que siguen «con la mano tendida».

La misma oferta han hecho a los comunes, quienes siempre han rechazado concurrir en una candidatura conjunta aunque apoyarán a las fuerzas de izquierda después de las elecciones.

«Si finalmente hubiera un cambio de opinión, seguimos con la puerta abierta», ha sostenido el portavoz de ERC y número dos de la lista, Oriol Lladó.

El republicano ha instado a sus socios «del cambio» a «continuar trabajando juntos» como lo hicieron cuando Sabater accedió a la alcaldía en 2015, de la que fue desalojada el pasado año por una moción de censura.

Y ha insistido: «mientras haya tiempo, sumaremos el máximo número de sensibilidades».

El propósito de Sabater y de los republicanos es aglutinar el mayor número de fuerzas políticas para hacer frente a la candidatura de Xavier García Albiol y convertir a Badalona en «un bastión antifascista».

Con todo, ambos líderes han señalado que no pretenden construir un «frente de confrontación», sino que se consideran una coalición «bisagra» que actúa como «punto de encuentro entre federalistas e independentistas».