Guinea Ecuatorial se suma a la lista de países que han decidido suspender los vuelos de aviones Boeing 737 MAX 8 en su espacio aéreo, tras el accidente de uno de esos aparatos ocurrido el pasado domingo en Etiopía, donde murieron 157 personas, informó hoy el Gobierno ecuatoguineano.

“El viceministro de Aviación Civil ha indicado que Guinea Ecuatorial se ha sumado a esta medida preventiva internacional para no tener que lamentar pérdidas humanas en un futuro próximo”, afirmó el Ejecutivo de la excolonia española en un comunicado.

Guinea Ecuatorial solo cuenta con dos aeropuertos con vuelos internacionales: uno en la capital, Malabo, y otro en la ciudad de Bata (en la parte continental del país).

Esos aeropuertos operan vuelos con conexiones a apenas una decena de destinos africanos cercanos, además de a Etiopía, Marruecos y España.

Este país centroafricano se suma así a la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y a naciones como China, India, Australia o Malasia, que han prohibido preventivamente operar en su espacio aéreo ese tipo de aeronave.

Además, compañías aéreas de Etiopía, China, Indonesia, Argentina, México, Singapur, Turquía e Italia, entre otros países, han informado en los últimos dos días que dejarán en tierra todos su Boeing 737 MAX 8.

El accidente aéreo que desencadenó las suspensiones se produjo el pasado domingo, pocos minutos después de que el vuelo ET302 de la aerolínea de bandera etíope Ethiopian Airlines despegase del aeropuerto internacional de Adís Abeba con destino a Nairobi.

El 29 de octubre de 2018, otro Boeing 737 MAX 8 de la compañía indonesia Lion Air se estrelló en el mar de Java minutos después de despegar desde Yakarta con 189 ocupantes.

Deja un comentario