El ministro de Cultura y Deportes y candidato al Congreso por el PSOE de Almería, José Guirao, ha asegurado hoy que el reto político más importante que tiene su partido es «impedir que siga engordando, que sigan empollando el huevo de la serpiente del fascismo».

Así lo ha manifestado durante su intervención previa a la del presidente Pedro Sánchez en un acto del PSOE en el Teatro Cervantes de Almería, donde ha apuntado que los almerienses tienen un importante papel en este sentido.

«Aquí en Almería lo sabemos bien. Nuestro primer reto es ganar las elecciones, también es derrotar a la derecha y la extrema derecha para ser un ejemplo y no ser, como ahora mismo muchas veces se comenta que somos, lo contrario», ha dicho.

Ha mantenido que es preciso convencer que Almería es un «ejemplo claro» de cómo parar a una extrema derecha que «no trae nada bueno».

«Lo único que trae es ideas del pasado, la regresión al pasado, la sumisión de la mujer, el cierre del futuro de los jóvenes y, la mayoría de veces, cuánto más hablan de la bandera, más están hablando de la cartera», ha apostillado.

Por otro lado, ha valorado la estrategia aprobada hoy por el Consejo de Ministros para intentar fijar la población del medio rural y evitar un «éxodo» que está dejando a las provincias del interior «vacías» y creando «problemas» con un «aluvión» de personas que se trasladan a las zonas costeras.

«Tenemos que impedir la despoblación, llevar servicios a los pueblos, ilusión para que la gente joven se quede en los pueblos y críe a sus hijos allí y tengan un futuro», ha añadido.

Asimismo, ha agradecido a Sánchez haberlo invitado su «gran proyecto» para crear una España «moderna, del siglo XXI», afirmando que la cultura es el «alma de un país», así como que es una responsabilidad hacer que dicha alma sea «fuerte, más integradora, democrática y enriquezca a los ciudadanos».

«Creo que si algo ha quedado de manifiesto en estos nueve meses, es que tenemos un proyecto para España, un proyecto de modernidad, de progreso. No somos gente que viene a discutir por tonterías, somos gente constructiva, de paz, no gente, como estamos viendo en la derecha, que lo único quieren es desmontar conquistas de 40 años de democracia (…) que no nos ha regalado nadie».