Borrador automático

La última catalana superviviente a los campos de concentración nazis, Neus Català, ha muerto este sábado a los 103 años. Nacida el 6 de octubre de 1915 en Els Guiamets (Tarragona), fue una activista antifascista, republicana y feminista, comprometida con la memoria histórica, vivía actualmente en una residencia en su municipio natal.

Català pasó 15 meses en el campo de Ravensbrück, en Alemania, y luchó toda su vida por la memoria después de luchar primero a favor de la II República y, posteriormente, junto a la resistencia francesa contra los nazis.

Neus Català, de profesión enfermera, luchó toda su vida por la memoria de sus compañeros y de todos los deportados, detenidos y asesinados por régimen nazi. Militante comunista desde la juventud, durante sus últimos años mantuvo su implicación política en el Partido Comunista de Catalunya (PCC) y en Izquierda Unida y Alternativa (EUiA).

En 1939 cruzó la frontera francesa con 180 niños huérfanos que estaban a su cuidado en Premià de Dalt (Barcelona) y, junto con su marido, colaboró en actividades de la resistencia francesa contra la invasión nazi. En 1944 fue deportada a Ravensbrück donde fue obligada a trabajar en la industria de armamento, donde formó un comando que clandestinamente boicoteaba la fabricación de armas.

Tras ser liberada, Català, regresó a Francia donde continuó su lucha clandestina contra el franquismo. La Generalitat le concedió en 2005 la Creu de Sant Jordi y en 2015 la Medalla de Oro, y en 2014 el Ayuntamiento de Barcelona le otorgó la Medalla de Oro al Mérito Cívico.

Su fallecimiento ha dado pie a muchas expresiones de condolencia entre personalidades y representantes de la política quienes a través de Twitter han mostrado su reconocimiento su lucha por los derechos humanos y en recuerdo de la memoria histórica de Cataluña.

“Cataluña está de luto”, sostiene Torra en un mensaje de Twitter, en el que evoca a Català como a una “mujer inmensa, llena de vida y de dignidad. Un ejemplo de la lucha por los derechos humanos. Una voz clara por la libertad y la barbarie”.

Asimismo, Ester Capella, consellera de Justicia, de la que depende el área de memoria histórica de la Generalitat, ha expresado su pésame en el “día triste” de la muerte de Neus Català, en un mensaje de Twitter en el que ha proclamado: “determinados y persistentes en la defensa del derecho a la memoria”.

También la exconsellera de Cultura y cabeza de lista de JxCat al Congreso, Laura Borràs, se ha sumado a través de Twitter a los mensajes de pésame por la muerte de Neus Català, a la que ha dado las gracias por “haber encarnado la dignidad y la determinación” y por haber sido “una luchadora por la libertad”.

También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha tenido palabras para Neus Català. En su cuenta de Twitter, Colau ha se ha comprometido a hacer todo lo que esté en sus manos “para que el fascismo no vuelva nunca más, en ningún lugar, contra nadie”.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Colau ha evocado a Català como “superviviente, luchadora, antifascista, republicana y feminista”. “Que la tierra te sea leve. Serás por siempre luz y ejemplo nuestro”, ha añadido Colau.

Deja un comentario