El ex presidente de la Generalitat se libra de pagar de esta forma entre dos y tres millones de euros de sanción.

La investigación del caso contra Jordi Pujol ha acreditado la vinculación directa del ex líder de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) con al menos un depósito bancario radicado en la Banca Reig del Principado. Concretamente el identificado como AND 63810 que fue abierto el 21 de septiembre de 2000 y cancelado el 30 de diciembre de 2010.

Esta cuenta, que estuvo administrada formalmente por su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, registró un ingreso en metálico con fondos de origen desconocido por importe de 307 millones de pesetas. De esta forma, el ex presidente catalán dejó de tributar 885.651 euros por la fortuna familiar oculta en Andorra pero le exculpa por prescripción.

Ahora, la Oficina Nacional para la Investigación del Fraude (ONIF) ha presentado su informe definitivo sobre el histórico líder nacionalista ante la Audiencia Nacional en el que le atribuye personalmente un importante fraude fiscal, según El Mundo. Sin embargo, concluye que la responsabilidad penal y tributaria ha caducado y, por lo tanto, no puede ser condenado por un delito contra la Hacienda pública ni tiene que hacer frente al pago de la sanción con intereses.

De no haber prescrito el delito, el ex president hubiera tenido que afrontar una multa del 100%, que podría llegar incluso al 150% si el fisco considerase que medió ocultación en su acción. El montante al que hubiera tenido que hacer frente Jordi Pujol en ese caso estaría entre los dos y los tres millones de euros.

Hacienda confirma que «a diferencia de las restantes cuentas bancarias en Andorra de Jordi Pujol Ferrusola que reflejan un continuo flujo de capitales de entrada y salida, con procedencia de posiciones financieras en múltiples jurisdicciones, sólo presenta un abono por ingreso en efectivo de 307 millones de pesetas y periódicas imposiciones a plazo fijo». Todas ellas, agrega, «a su vencimiento son renovadas por otras, con una única excepción, una inversión en un fondo de inversión llamado Dynamic Fund Eur en mayo de 2007».