El 12 de enero ha sido declarado en Haití día de conmemoración y reflexión dedicado a la memoria de las víctimas del desastre causado por el terremoto.

Haití recordó este domingo a las decenas de miles de personas que murieron en el devastador terremoto del 12 de enero de 2010, un terremoto de magnitud 7 que durante unos largos 35 segundos causó más de 300.000 muertos, así como un mayor número de heridos y unas 1,5 millones de personas desplazadas.

El jefe de Estado, Jovenel Moïse, depósito dos ofrendas florales, una en la comunidad de Saint-Christophe, sitio donde fueron sepultadas en una fosa numerosas víctimas de la catástrofe, y la otra en los jardines del Panteón Nacional haitinano.

El 12 de enero ha sido declarado en Haití día de conmemoración y reflexión dedicado a la memoria de las víctimas del desastre causado por el terremoto. Durante este día, la bandera nacional ondeó a media asta, los sitios de entretenimiento permanecieron cerrados y las emisoras de radio y televisión programaron emisiones especiales y música sacra.

La organización de defensa y promoción de los derechos humanos Collectif Défenseurs Plus, hizo un llamado a la población para participar en una «inusual» marcha en algunas calles de Puerto Príncipe en conmemoración de los diez años del mortífero seísmo.

«El objetivo es sensibilizar a los ciudadanos en torno a las amenazas que pesan sobre la población debido a las malas condiciones de las viviendas, así como instar a las autoridades estatales a tomar las medidas necesarias para reducir los riesgos y los daños que este tipo de fenómeno puede provocar», indicó el co-director de la entidad, Antonal Mortimé.

También estuvo prevista una representación artística alegórica al impacto físico de la tragedia en las víctimas. Para esto se invitó al público a participar en esta marcha que estuvo llena de recuerdos.

La organización no gubernamental considera necesario organizar una vez más este tipo de actividad conmemorativa, en señal de solidaridad con los que sobrevivieron a la catástrofe, pero que resultaron afectados física y psicológicamente.