Por Taleb Alisalem /ECS 

Madrid (ECS). – Haizam Amirah Fernández investigador principal Del Real Instituto El Cano experto en el Magreb y en el mundo árabe y una de las personas más lucidas a la hora de analizar la situación y conflictos del mundo árabe, aclara que en relación a la crisis entre España y Marruecos “el contexto va mucho mas allá de Ghali, esta crisis tiene que ver con una expectativas que se habían elevado mucho por parte de Rabat en diciembre del año pasado a raíz de la declaración presidencial Trump, las expectativas en palacio, en Marruecos, eran que una vez conseguido el reconocimiento de Trump habría una avalancha de reconocimientos de otros países importantes, y no fue asi” mas bien lo contrario, concluía el experto. 

Y remarcaba que importantes países como Alemania, Francia o España no solo no siguieron los pasos de Trump donde reconocía la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental a travás de un «tweet», sino que se alinearon en apoyar la legalidad internacional, porque el tema es que “hay un territorio en disputa pendiente de un proceso de autodeterminación”. También aclaró que ningún organismo internacional, ni las Naciones Unidas, ni la Union Europea, ni la Union africana, ni siquiera la Liga árabe, reconocen la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, asi como cuatro de los cinco miembros permanentes del consejo de seguridad no siguieron la proclama de Trump sino que la rechazaron de pleno respaldando la legalidad internacional y los esfuerzos de la ONU para realizar un referendum en el Sáhara Occidental. 

Todo esto sumando la próxima sentencia del tribunal de la Unión Europea que se espera será favorable a la demanda del Frente Polisario, supuso la frustración y el nerviosismo del gobierno marroquí y debido a ello, es toda la crisis que estamos viviendo actualmente. 

Amirah también aconsejó “ayudar” a Marruecos por parte de Europa y los países influyentes para desatascar el conflicto en el Sáhara Occidental siempre con la garantía de un referendum para el pueblo saharaui y dejó claro que las partes del conflicto reconocidas por la ONU y la legalidad internacional son Marruecos y el Frente Polisario, por lo cual, animaba a que los esfuerzos de la comunidad internacional vayan en la dirección de presionar a las partes para llegar a una solución negociada basada en el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

El investigador Amirah Fernández señala que el principal problema de Marruecos está relacionado con la frustración derivada de las expectativas de la decisión unilateral de Trump, y por tanto, el problema de Rabat no es solo con España sino con toda la comunidad internacional, ya que ningún país u organismo internacional ha apoyado la decisión de Trump, y menos a la nueva administración Biden, que dejó claro este martes que los ejercicios militares del African Lion 21 no se realizarán en el Sáhara Occidental sino en territorio marroquí con sus fronteras internacionalmente reconocidas.

Para Ignacio Cembrero, periodista y escritor especializado en los asuntos del Magreb, «la crisis aún no ha terminado, sobre todo porque la Unión Europea se niega a apoyar la declaración de Trump, y Marruecos se verá obligado a medir su posición en el conflicto diplomático abierto con España.
Fernández coincide con Cembrero, y cree que Marruecos está obligado a evaluar los daños y revisar sus errores de cálculo, ya que su campaña, que inició en diciembre de 2020, no logró resultados significativos, mientras que su reciente crisis diplomática con Madrid provocó el declive de su imagen dentro de la Unión Europea, e incluso Francia, su socio más fuerte en Europa, se ha mostrado muy preocupado por lo sucedido en Ceuta, así como por sus problemas con Alemania, Holanda y Suecia.

Fuente: El confidencial Saharaui

1 Comentario

  1. La titularidad del Sahara Occidental pertenece exclusivamente a los españoles.

    No está autorizada la monarquía a su cesión, tampoco los partidos.

    La única solución correcta en derecho es «la restauración al estado».

DEJA UNA RESPUESTA