El Gobierno de Castilla y León formado por PP y Vox en la actual legislatura es «el más caro de su historia», reafirma Público, aunque Vox anunciara por activa y por pasiva los recortes en el ámbito político. «El dinero público destinado a las retribuciones de sus altos cargos, de hecho, supera por primera vez los 7 millones de euros -concretamente 7.029.870,19 euros-«, apuntan.

Dentro del Gobierno Mañueco no es quien más cobra, aún teniendo un salario asignado de 76.355,04 euros al año, mientras su propio vicepresidente, Juan García-Gallardo de Vox, pese a no tener asignada ninguna cartera, tiene una retribución anual superior, 79.570,96 euros.

Y es que resulta que hasta 31 altos cargos del Gobierno de coalición cobran más que Mañueco. El mejor pagado de los consejeros del actual Gobierno es Juan Carlos Suárez-Quiñones al frente de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, con 91.911,46 euros de salario. Cabe recordar que su posición se encuentra pendiendo de un hilo.

Por delante de Quiñones está el delegado territorial de la Junta en Palencia, José Antonio Rubio Mielgo, con 97.120,58 euros de salario anual.

Otro que supera los noventa mil euros es el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Planificación y Resultados en Salud, Jesús García-Cruces, con 91.461,64 euros de salario.

En la horquilla de los ochenta mil euros hay hasta catorce altos cargos: desde Jesús Julio Carnero, el consejero de Presidencia con 88.398 euros hasta la secretaria general de la consejería de Movilidad y Transformación Digital Ana Álvarez-Quiñones, con 80.235,22 euros.

«Estas retribuciones vienen dadas dependiendo de lo que estos altos cargos percibirían si siguiesen ejerciendo su anterior función en el sector público. En el caso de Suárez-Quiñones, por ejemplo, es la de juez», especifican desde Público.

DEJA UNA RESPUESTA