Irene Montero, ministra de Igualdad, defendía esta semana la importancia de la educación sexual en los niños, además de intervenir contra las críticas de la oposición sobre la ley de aborto libre para jóvenes de 16 y 17 años.

Sin embargo, desde el sector de la derecha del espectro político se ha tomado un fragmento de su intervención para difundir que la ministra estaba admitiendo que la pederastía está permitida.

El alcance ha sido tal que políticos de Vox o Ciudadanos han solicitado la dimisión de Montero de inmediato, siguiendo el relato difundido en redes sociales.

“Todas las niñas, los niños, les niñes de este país tienen derecho a conocer su propio cuerpo, a saber que ningún adulto puede tocar su cuerpo si ellos no quieren y que eso es una forma de violencia, tienen derecho a conocer que pueden amar o tener relaciones sexuales con quien les dé la gana, basadas eso sí en el consentimiento”, dijo Montero.

Incluso legalmente y sacado de contexto el discurso de Irene Montero se convierte en legítimo al comprender la legalidad vigente que apostilla la edad legítima para el consentimiento sexual a los 16 años.

La difusión de dicha falacia ha tenido una repercusión mayúscula, tanto que incluso Risto Mejide ha decidido intervenir en ‘pro’ de la ministra y de forma muy contundente.

“A nosotros, que somos poco sospechosos de tener unas excelentes relaciones con Podemos, nos indigna que haya gente que se indigne por estas palabras. O al menos a mí me indigna”, comenzaba diciendo.

“Es que hay que tener una mirada bastante sucia sobre la vida para ver en estas palabras una defensa de la pederastia y no una defensa de la educación sexual sana”, continuaba afirmando.

“Hoy la ministra de Igualdad, Irene Montero, estaba defendiendo la educación sexual a los niños como una manera de evitar abusos sexuales en el futuro. Claro que sí. A partir de los 16 años. Por supuesto. Que es la edad de consentimiento en este país”, explicaba.

“Pues esto, que parece tan obvio lo que estoy diciendo, hay que salir a explicarlo porque algunos medios han salido en tromba a pedir su dimisión. Ojo. Retorciendo las palabras de la ministra, ahí está Vox, que nunca falla, pero también Inés Arrimadas o varios medios de comunicación”, sentenciaba el presentador.

DEJA UNA RESPUESTA