La declaración de utilidad pública es un sello que pueden solicitar las asociaciones legalmente constituidas en España y que otorga en Ministerio del Interior si considera que el colectivo en cuestión promueve «el interés general». Se requiere que la entidad desarrolle una actividad «de carácter cívico, educativo, científico, cultural, deportivo, sanitario, de promoción de los valores constitucionales, de promoción de los derechos humanos, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo» o «de promoción de la mujer», entre otros asuntos.

El pasado 4 de febrero, el Ministerio del Interior decidió retirar la declaración de utilidad pública a la asociación ultracatólica Hazte Oír a causa de la campaña que lanzó en 2017, protagonizada por un autobús rotulado con mensajes contra los menores trans.

Hazte Oir perdió de esta forma todas las ventajas fiscales aparejadas a esta condición, entre las que se cuentan deducciones en el impuesto de sociedades, la exención del IBI o, precisamente, la posibilidad de que los donantes pudieran desgravarse la mayor parte de sus aportaciones.

Pero tal y como denuncia infoLibre, la asociación ultracatólica lleva desde marzo ocultando en su página web que ha perdido su condición de entidad de utilidad pública y, por lo tanto, las ventajas fiscales que lleva aparejadas, entre ellas la posibilidad de que estos pidan a Hacienda que les restituya una parte de su donativo.

Hasta este mismo lunes Hazte Oír animaba en su web a realizar aportaciones económicas a sus arcas asegurando que el donante podría desgravarse hasta un 75% de su donación, un privilegio solo disponible para las asociaciones cuando están reconocidas como de utilidad pública.

Hemos dado Vox a los trogloditas

Hazte Oír ha solicitado en un recurso ante la justicia, presentado en abril, la suspensión cautelar de la retirada de la condición de utilidad pública y denunciaba ser víctima de una «persecución ideológica» por parte del Gobierno por atreverse a «disentir de lo políticamente correcto».

También se informaba sobre la posible desgravación de los donativos en el portal de Citizen Go, el grupo al que pertenece Hazte Oír y cuyo patronato está integrado por varios de los dirigentes de esa asociación, entre ellos su presidente, Ignacio Arsuaga.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario