La semana pasada la asociación ultracatólica Hazte Oír ha impulsado una campaña,  mediante mensajes en medios de comunicación como ABC o La Razón,  para dar a conocer un #teléfonoPINParental y en la que animan a los padres a denunciar en ese teléfono los casos de lo que ellos llaman «adoctrinamiento de género» en los colegios.

La organización pedía así que cualquiera denunciase su caso llamándoles o enviándoles un mensaje de WhatsApp. “Te contestaremos lo antes posible y te ayudaremos”, prometían.

Si en el pasado las redes ya utilizaron el humor para criticar su “autobús del odio” (un autobús que circulaba con el mensaje: «Los niños tienen pene. Las niñas tienen vagina. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo») , ahora han llevado a cabo un troleo en toda regla.

El usuario de Twitter @arriatecolorao subió ese mismo anuncio a la red social junto al mensaje: “HazteOír ha puesto un anuncio en el periódico para que los padres de ultraderecha les manden al WhatsApp casos de ‘adoctrinamiento’ (spoiler: no lo es) y denunciar a profesores que están haciendo su trabajo legalmente”.

“Sería una pena que la gente lo colapsara, ¿verdad?”, se preguntaba. Pues dicho y hecho. Decenas de usuarios comenzaron de inmediato a enviar mensajes de WhatsApp irónicos o críticos a la asociación ultracatólica.

Diferentes tuiteros han compartido las curiosas ‘consultas’ que están haciendo al teléfono. Estas son algunas de ellas:

La reacción del organismo ha sido el silencio y, en la mayoría de los casos, el bloqueo a los usuarios que les habían escrito.