El eurodiputado de Vox Hermann Tertsch infringió el Código de Conducta de la Eurocámara al no declarar su presencia accionarial (era titular de 300 de las 305 participaciones sociales) y gestora en la sociedad Regueros 11 SL, fundada por él mismo y utilizada para facturar sus trabajos como periodista y que no disolvió hasta el pasado 17 de febrero de este año.

Tertsch constituyó Regueros 11 SL el 10 de julio de 2008 con 3.050 euros de capital y solo 5 de las 305 participaciones quedaron en manos de otra periodista, que consta como cofundadora de la mercantil pero nunca desarrolló ningún cargo ejecutivo.

Cuando presentó la declaración de intereses económicos en junio de 2019, Tertsch no incluyó ninguna referencia a su posición en Regueros 11 SL, a pesar de que todos los eurodiputados están obligados a informar a la Cámara de su actividad profesional en «los tres años anteriores» a su ingreso en el Parlamento de Estrasburgo así como de las empresas en cuyo organigrama societario ocupase durante ese periodo o siga ocupando algún puesto.

El eurodiputado de Vox, diez días después de firmar su declaración de intereses económicos, notificó a Hacienda en nombre de Regueros 11 SL la decisión de «dejar de ejercer todas las actividades empresariales y/o profesionales (personas jurídicas y entidades, sin liquidación. Entidades inactivas)». Sin embargo, la declaración de inactividad económica no implica la liquidación de la sociedad. De hecho, no se disolvió hasta el 17 de febrero de 2021.

Hermann Tertsch infringió el Código de Conducta del Parlamento Europeo al no declarar una empresa de su propiedad
Hermann Tertsch infringió el Código de Conducta del Parlamento Europeo al no declarar una empresa de su propiedad

La declaración de intereses económicos de Tertsch, que cada eurodiputado debe actualizar en cualquier momento si se produce algún cambio, ha permanecido incompleta durante casi dos años. Tertsch, la firmó el 18 de junio de 2019, sin dejar el menor rastro de su actividad empresarial y, desde entonces, se ha mantenido inalterable.

El apartado A del formulario de la declaración se refiere a las actividades profesionales realizadas en los tres años previos a la toma de posesión del escaño y a la pertenencia del diputado «durante ese tiempo» a comités o consejos de administración: sea o no remunerada. El apartado D es donde el parlamentario ha de consignar en qué empresas sigue ostentando cargos en la fecha de su declaración, cobre o no. Y llega luego un tercer recuadro, el F, menos claro porque insta a reflejar «las participaciones en empresas o sociedades cuando pueda tener implicaciones políticas» o cuando otorguen al diputado «una influencia importante en los asuntos de los organismos de que se trate».

A preguntas de infoLibre sobre cuándo se considera que la tenencia de acciones o títulos en una compañía puede generar conflicto de intereses por sus «implicaciones políticas» o el grado de «influencia» que a través de ella adquiere el diputado, los servicios de prensa de la Eurocámara eludieron dar explicaciones. «En caso de ambigüedad los miembros del Parlamento pueden solicitar asesoramiento confidencial al Comité Asesor sobre la Conducta de los Miembros» fue su respuesta.

«El presidente puede sancionar a cualquier miembro que infrinja el código de conducta y esa sanción es anunciada por el presidente en el Pleno y publicada de forma destacada en el sitio web del Parlamento durante el resto de la legislatura, añadieron los portavoces de comunicación.

En relación a si Tertsch había presentado alguna actualización de su declaración de intereses económicos o si prevé hacerlo, el eurodiputado respondió que no sabe si en algún momento creerá que deba hacer algún añadido y, que si así o considera, sin duda lo hará. Además añadió que no había consultado al Comité Asesor sobre la Conducta de los Miembros de la Cámara para que le asesorasen sobre si hay alguna excepción que exima a los parlamentarios de cumplimentar el formulario de la declaración de intereses económicos pero que hizo todo lo que le indicaron que debía hacer.

En 2019, Regueros 11 SL no desarrolló ninguna actividad que le reportase ingresos. Tampoco en 2017 ni en 2018. Pero en esos dos ejercicios, como en el de 2016, cuando facturó 4.260 euros, reconocía poseer un patrimonio neto de 196.000 euros. En 2019 esa cifra quedó anotada como pérdidas del ejercicio.

El periodista Hermann Tertsch irá en la lista europea de Vox | España | EL PAÍS

Los contratos de la empresa de Hermann Tertsch

Cinco meses después de la creación de Regueros 11 SL, Hermann Tertsch firmó en 2008 en nombre de su empresa un contrato por 120.000 euros anuales con Telemadrid. En junio de 2009, ambas partes suscribieron un anexo donde elevaban esa cuantía en 8.640 euros anuales más IVA.

En un principio, Tertsch firmó como persona física un contrato en su propio nombre con Telemadrid, el cual quedó en agua de borrajas para dar paso al contrato de Regueros 11 y cuya cuantía permaneció inalterable: 120.000 euros.

Con ese contrato luego prorrogado, Regueros 11 SL se comprometía a que Tertsch prestase “los servicios correspondientes a la función de director y presentador del programa informativo denominado Diario de la noche”, tal y como informa infoLibre.

La colaboración de Tertsch con Telemadrid tanto en Diario de la Noche como en el programa Alto y Claro fueron viento en popa. En 2010, Regueros 11 SL llegó a cobrar de Telemadrid 562 euros por cada informativo y 337 euros por cada programa Alto y claro.

La sintonía de Tertsch con Telemadrid alcanzó tal dimensión que la cadena pública madrileña llegó a asumir el pago de 30.000 euros por los gastos de representación legal de Tertsch en la demanda que interpuso en 2009 contra el Gran Wyoming. Tertsch acudió sin éxito a los tribunales por varios vídeos que el programa El Intermedio emitió tras el rocambolesco episodio de una pelea de bar que la propia Esperanza Aguirre había definido en 2009 como un ataque político de la ultraizquierda instigado por el programa televisivo de Wyoming. El programa se hizo con los justificantes de ingreso, reproducidos a continuación:

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA