Dariga Nazarbáyeva, hija de Nursultán Nazarbáyev, quien este martes dimitió del cargo de presidente de Kazajistán tras casi 30 años en el poder, fue elegida hoy presidenta del Senado de este país centroasiático.

La candidatura de Nazarbáyeva, presentada por el nuevo presidente kazajo, Kasim-Zhomart Tokáyev, un par de horas después de que este jurase su cargo, fue aprobada por unanimidad.

«Antes que nada, quiero expresar con todo mi corazón mi profunda gratitud a ustedes por la confianza que han depositado en mí», dijo Nazarbáyeva tras su elección.

Agregó que es «plenamente consciente del papel del Parlamento en la vida política y social del país, sobre todo en este momento crucial de su historia».

Nazarbáyeva, de 55 años, participa activamente en la política del país desde 2003, cuando fundó el partido Asar – ya desaparecido -, con el que ganó un escaño en la cámara baja.

Desde entonces ha ocupado distintos cargos: fue presidenta de un comité parlamentario, vicepresidenta de la cámara baja del Legislativo e incluso viceprimera ministra entre 2015 y 2016.

El 15 de septiembre de 2016 la mayor de las tres hijas de Nazarbáyev pasó a ocupar un escaño en el Senado.