Una reforma legal impulsada en 2020 por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso permite que los hijos de policías y guardias civiles acaparen ya el 13% de las 80.000 ayudas para comedor en los centros educativos públicos no universitarios y privados concertados de la Comunidad de Madrid, según datos del curso 2021-2022 a los que accedió El País.

«La Comunidad de Madrid presenta un importante déficit de agentes de Policía Nacional y Guardia Civil que compromete la seguridad tanto de los madrileños como de los visitantes que llegan a la región a lo largo del año», se argumenta en la orden de 2020 que articula la reducción especial del menú para los hijos de los agentes.

«Las circunstancias socioeconómicas de estas familias, y por tanto de los alumnos pertenecientes a las mismas, pueden verse favorecidas en la medida que dispongan de incentivos, tales como el que ahora se plantea, que compensen el superior coste que implica residir en la Comunidad de Madrid en comparación con otras comunidades autónomas», se añade.

Los hijos de policías y guardias civiles acaparan el 13% de ayudas de comedor de Madrid
Los hijos de policías y guardias civiles acaparan el 13% de ayudas de comedor de Madrid

Y se subraya: «Estas medidas tienen como objetivo incentivar que agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil y sus familias escojan a la Comunidad de Madrid como destino profesional».

«Madrid es de las pocas comunidades donde el 99% de las familias tienen que pagar el comedor, incluidas las que cobran el ingreso mínimo vital o la renta mínima de inserción”, lamenta María Pastor, de Más Madrid, según recoge el medio.

«Una familia donde uno de los progenitores sea de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado paga un precio reducido de comedor»

«Pero el modelo de precios reducidos del PP es tan perverso y alejado de la realidad que una pareja con un hijo que ingrese más de 12.780 euros al año tiene que pagar el precio completo del comedor, pero una familia donde uno de los progenitores es de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado paga un precio reducido de comedor independientemente de la renta familiar que tengan», añade.

«Si el Gobierno de Ayuso quiere apoyar a todas las familias tiene que abandonar un modelo de ayudas de comedor que nos sitúa en la cola de España en cuantía, y que deja en la estacada sistemáticamente a miles de familias vulnerables cada año», sigue. Y concluye que «el comedor debe ser parte del derecho a la educación, y solo el comedor universal y gratuito puede garantizarlo».

Miquel Ramos: «Pues al final no eran las personas migrantes las que se llevaban las ayudas»

La noticia ha sido compartida por el periodista Miquel Ramos, quien, junto a la noticia, afirmaba que «al final no eran las personas migrantes las que se llevaban las ayudas. Los hijos de policías y guardias civiles ya acaparan el 13% de ayudas de comedor de Madrid».

DEJA UNA RESPUESTA