La Haine
Unas 8.000 personas recorrieron ayer la ciudad de Ceuta convocados por la Plataforma contra el racismo y el fascismo, en lo que fue la mayor manifestación de este siglo realizada en la ciudad.

Los manifestantes salieron de la barriada del Príncipe y atravesaron la cidad hasta llegar al ayuntamiento, en el centro de la ciudad. Durante la marcha la afluencia fue creciendo incorporándose muchas personas a su recorrido, en lo que sin duda fue una movilización histórica en la ciudad.

Asociaciones musulmanas, culturales, asociaciones de vecin@s,diversos colectivos y algunas formaciones políticas han secundado la marcha. Al término de la movilización, representantes de Plataforma contra el racismo y el fascismo leyeron el siguiente manifiesto:

PLATAFORMA CONTRA EL RACISMO Y EL FASCISMO
Hoy estamos aquí, orgullosos y orgullosas de haber recorrido juntos y juntas, unidos unidas en esta gran marcha, desde el barrio mas pobre de Ceuta, símbolo de la marginalidad y el desamparo, hasta la más remodelada y majestuosa Gran vía, …o de la opulencia y el despilfarro. Y no es por casualidad’ porque esto define la triste realidad de una desigualdad insultante. Estamos aquí, para decir alto y claro que BASTA YAll! , que el racismo no se tolera, el racismo se combate, y nuestra arma para combatirlo no es solo educar en el respeto, es una cuestión política, es exigir la plena integración , que pasa por la igualdad de oportunidades, la lucha contra la pobreza, y la garantía del acceso a derechos que nos están siendo restringidos gobierno tras gobierno: el trabajo, la vivienda, la alimentación, la salud… son los derechos que ejercidos logran nuestra plena integración y combaten la delincuencia y el vandalismo, no es cuestión de raza, ni cultura ni sangre ni origen o nos quiere vender el auge del fascismo desde su posición supremacista.

La inclusión social pasa por tener oportunidades de tener una vida digna, y posibilitarla, depende de las politicas sociales y no de levantar muros que forman parte de una concepción clasista e insolidaria de la vida.

Nos manifestamos porque hay quienes se están encargando de romper nuestra convivencia, con sus comentarios, actos y desprecios. Porque no es posible la convivencia cuando no hay igualdad, cuando hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, hay dos ceutas, la de los marginados y la de los señoritos, el fascismo señala a los marginados y les hace sospechosos, Y ahí están las estadísticas: marcamos los máximos de pobreza extrema, desempleo, precariedad, fracaso escolar, absentismo, marginación e infravivienda y por otro, altos índices de riqueza y opulencia. iQué dirían de esto, los padres constitucionales de nuestra patria democrática!

Nosotros no vamos a odiarles corno ellos, odiar es bajarse al barro y regalarles la victoria. Pretenden con el odio infundir desconfianza y miedos, hacerse con enemigos, evitar la empatía para no verse en el espejo del egoísmo, y nos toca argumentar entre sus gritos, que se pregunten cual es el caldo de cultivo del vandalismo y cual es el remedio, porque el remedio no pasa por aspirar a un plan de empleo, o a una pensión no contributiva que no posibilita una vida digna o a que tu salud dependa del lugar que ocupa en una lista de espera. Solo el pueblo con conciencia crea una sociedad llena de esperanza, si nos dejamos arrastrar por la desconfianza se rompe la convivencia.

iFomentemos, lo que nos une y no lo que nos separa! La permisividad ante los insultos recibidos vía grupos de wasaps, chirigotas o voz populí en comilonas… produce un daño a nuestra sociedad que atenta contra el futuro de la convivencia y el futuro de nuestros hijos, estigmatizándolos, acomplejándolos, estableciendo una distancia en función de circunstancias de origen, que perpetúan la desigualdad y les sume en la pobreza, de esta manera la pobreza se hereda, IDesprender fuerza contra el débil es actuar como cobardes! El fascismo es ignorante y agresivo, que no entiende la diversidad y su riqueza, que no empatiza con la desigualdad y la pobreza, divide en marginados y señoritos, defiende a privilegiados frente a excluidos. Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, aún tenemos un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño de una democracia plena.

La mejor de las Democracias es la que mayor protege a sus ciudadanos y sus derechos, la que aboga por el Estado de Bienestar que permite la plena integración. Sueño que un día esta ciudad se levantará y vivirá el verdadero significado de su presente. Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres y mujeres son iguales en la diversidad de sus ideas, valores, credos y tradiciones. Solo con el respeto mutuo en la diversidad, que nos enriquece lograremos enraizar nuestra convivencia. Esto es un llamamiento a los ciudadanos y a las ciudadanas, al pueblo de Ceuta que aquí nos encontramos, todos y todas juntos, en la fiesta de la democracia. Denunciamos que la enorme desigualdad existente es responsabilidad directa de nuestros gobernantes y que viene arrastrándose durante décadas, hasta las cifras actuales, que son verdaderamente intolerables, e incompatibles con el orden social.

Denunciamos que el racismo y la discriminación no son bienvenidos, que generan odio y crispación social, que atentan a nuestra dignidad y a nuestra seguridad. iHoy tengo un sueño! Sueño que un día, nuestros barrios del extrarradio dejarán de ser suburbios y guetos, que lucirán esplendidos al igual que el centro. iQué no nos digan que no hay fondos ni medios económicos!, porque eso no es verdad. Nuestra ciudad recibe más fondos estructurales al desarrollo que ninguna otra, el problema estriba en su reparto, que nunca llegan a esos barrios.

La maravillosa nueva militancia que ha envuelto el movimiento vecinal y social, no acaba en este día, al contrario, aquí comienza y se mantendrá unida, expectante y atenta a que se haga y a lo que se deje de hacer. Que no se dude de su compromiso, que volverá a reclamar en las calles sus derechos constitucionales, creándose observatorios y equipos de trabajo de entre el pueblo para aportar soluciones frente a los enormes desafíos que tenemos por delante, porque hemos llegado a la conclusión evidente, que desde hoy NO vamos a callar más, no dejaremos pasar los odios que nos enfrentan y que el fascismo alarmante engendra, nos encontraran de frente, reivindicando el amor frente al odio, y es que en tiempos de odio, AMAR es especialmente revolucionario.

Fotos: El faro de Ceuta

Fuente: La Haine