El partido del primer ministro húngaro, Viktor Orban, presentó este jueves (10.06.2021) enmiendas legislativas para prohibir la «promoción» de la homosexualidad o del cambio de sexo entre menores, según un texto publicado en la página web del Parlamento.

Cinco oenegés, como Amnistía Internacional y Budapest Pride, denunciaron en un comunicado «esta nueva propuesta» de Fidesz, similar a la ley rusa que castiga cualquier acto de «propaganda» homosexual destinado a los más jóvenes.

En la práctica, los programas educativos o los anuncios de grandes grupos que se solidarizan con homosexuales y lesbianas, como el de Coca-Cola, que en 2019 suscitó llamamientos al boicot, dejarían de estar autorizados, según el documento de 11 páginas consultado por AFP.

Lo mismo ocurriría con los libros sobre el tema, como una colección de cuentos que desdramatizan la homosexualidad que enfureció a las autoridades en 2020.

Orban

Si se adoptan estas cláusulas, «la libertad de expresión y los derechos de los niños se verían severamente restringidos», advirtieron las oenegés, que acusan a Hungría de «copiar modelos dictatoriales que van en contra de los valores europeos».

«El gobierno se vuelve contra sus propios ciudadanos siguiendo el ejemplo de Rusia y China», sostuvieron.

Estas enmiendas forman parte de un arsenal de medidas contra la pederastia, una amalgama denunciada por el sitio web independiente Telex. Entre ellas figura la creación de una base de datos de personas condenadas, a la que podrían acceder los ciudadanos, o su prohibición de ciertas profesiones.

Esta nueva ofensiva anti-LGBT se produce en un contexto de endurecimiento de la política de Viktor Orban, quien defiende lo que considera valores cristianos tradicionales y promueve una «nueva era» cultural.

En diciembre de 2020, el Parlamento adoptó un paquete legislativo que incorpora la noción tradicional de familia y de «género» en la Constitución y prohíbe de hecho que las parejas del mismo sexo puedan adoptar niños.

AFP, DW, Contrainformación

DEJA UNA RESPUESTA