Este jueves, el Congreso Nacional de Honduras ha aprobado un proyecto de ley que blinda el artículo 67 de la Constitución sobre la prohibición constitucional absoluta del aborto que ya existe en el país.

La iniciativa presentada por el vicepresidente hondureño y diputado del gobernante Partido Nacional, Mario Pérez, está orientada a impedir que el aborto pueda ser legalizado en el futuro en Honduras, lugar en donde está prohibido en todos los casos incluyendo violación, malformación grave del feto o cuando la vida de la mujer embarazada está en serio peligro.

La reforma, conocida como «Escudo contra el aborto en Honduras» se aprobó en su totalidad en un único debate con la mayoría de la cámara, con 88 votos a favor y 32 en contra.

Se blinda así la prohibición del aborto, ya que serían necesarias tres cuartas partes del congreso para realizar cualquier modificación del texto que establece que está «prohibido y es ilegal la práctica de cualquier forma de interrupción de la vida del que está por nacer, a quien debe respetarse la vida en todo momento».

Honduras tiene una de las tasas más alta de embarazos adolescentes en América Latina

En Honduras, con una de las tasas más alta de embarazos adolescentes en América, uno de cada cuatro partos es de una menor de 19 años, según Naciones Unidas.

«Este proyecto de ley es alarmante. En lugar de dar un paso hacia el cumplimiento de los derechos fundamentales de las mujeres y las niñas, el país está retrocediendo», señalaron en un comunicado varias expertas de la ONU.

«La penalización del aborto y la obligación de los profesionales de la salud de informar sobre los casos de mujeres cuyas lesiones parecen estar relacionadas con abortos inseguros han derivado en el encarcelamiento de mujeres(…) y recordamos que penalizar a las mujeres por abortar va en contra de las normas internacionales de derechos humanos», se puede leer en el texto.

Además, destacaron que la «influencia de los grupos religiosos en cuestiones de salud pública es perjudicial».

El Congreso de Honduras blinda la prohibición absoluta del aborto para impedir su legalización
El Congreso de Honduras blinda la prohibición absoluta del aborto para impedir su legalización

La organización Somos Muchas, un colectivo que lucha por el derecho a decidir de las mujeres en el país, ha recordado a través de su cuenta de Twitter que la aprobación de la medida es «injusta y desproporcionada» y que «la cárcel no previene los embarazos no deseados».

«¿Cuál es la prisa por prohibir algo que ya está prohibido? ¡No se vale tanto odio!», añadió la organización en otro tweet.

La reforma incluye que «serán nulas e inválidas las disposiciones legales que se creen con posterioridad a la vigencia del presente artículo que establezcan lo contrario», a fin de impedir que el aborto pudiera legalizarse en el futuro.

Mario Pérez dijo que «esta reforma surge por la ola de reformas constitucionales en países de América Latina, impulsados por gobiernos de izquierda dirigidos a legalizar el aborto, como sucedió en Argentina recientemente, y eso no se puede permitir en Honduras», según recoge el diario local La Tribuna.

«El Partido Nacional es pro vida y votará a favor de esta reforma que representa un candado a la legalización del aborto; y el que no lo quiera y desea que se apruebe la muerte de un bebé en el útero de la madre, que vote en contra», añadió.

Solo cinco países en la región de América Latina y el Caribe prohíben completamente el aborto en sus naciones: Nicaragua, El Salvador, Honduras, República Dominicana y Haití.

Por otra parte, solo cuatro países cuentan con una ley que legaliza y despenaliza el aborto: Argentina, Uruguay, Cuba y Guyana Francesa.

Sin embargo, y aunque parezca mentira, cientos de hondureños celebraron la decisión del Congreso en redes sociales en donde se puede leer en varias publicaciones: «Honduras es provida».

DEJA UNA RESPUESTA