La Unión Europea (UE) y el Gobierno de Honduras financiarán con más de 2,6 millones de dólares ocho proyectos orientados a mejorar la alimentación y nutrición en el país centroamericano, informó este martes una fuente diplomática.

Las soluciones innovadoras fueron seleccionadas entre un total de 173 ideas presentadas en el concurso «EUROSAN INNOVA», lanzado en Honduras en agosto de 2018.

El jefe de cooperación de la Unión Europea en Honduras, David Mogollón, indicó a Efe que con los proyectos galardonados este martes se busca «recoger ideas innovadoras» que contribuyan a impulsar la seguridad alimentaria en el país.

«Vemos que ha habido muchos años de inversión y apoyo de organismos donantes que no siempre han traído los resultados o el impacto que hubiéramos deseado», subrayó.

Entre las ideas innovadoras destacan proyectos orientados a la producción de leche terapéutica para la desnutrición en menores de 5 años; bioplásticos; agua de calidad con energía solar y mercados virtuales.

Se suma un proyecto de producción de alimentos con subproductos del café; hidroponía familiar; consultas médicas por medios digitales y acuaponía.

Mogollón dijo que espera que los nuevos proyectos tengan «un impacto muy importante» en el mediano y largo plazo para mejorar la seguridad alimentaria de los hondureños.

Las ideas son una «contribución adicional» a las iniciativas emprendidas por el Gobierno hondureño para que el país tenga un marco regulatorio adecuado que permita «sentar los pilares necesarios» para reducir la pobreza y mejorar la seguridad alimentaria y nutricional, enfatizó.

El concurso fue financiado con 2,4 millones de euros (más de 2,6 millones de dólares) por la Unión Europa y la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutrición de Honduras, y los ganadores tendrán que destinar el total de la cuantía a desarrollar la idea.

Mogollón aseguró que la seguridad alimentaria en Honduras «ha mejorado» en los últimos años, pero «no lo suficientemente rápido» y «no ha sido acompañada por una reducción sustancial de los índices de pobreza», que afecta a más del 60 % de los más de 9 millones de hondureños.

«Hay nichos muy importantes de inseguridad alimentaria» en Honduras, principalmente en el corredor seco que comunica parte de la región suroccidental con el centro del país, señaló.

Destacó que Honduras tiene una «alta vulnerabilidad» ante fenómenos naturales, por lo que hay regiones que «no logran producir suficiente y salir de esa agricultura de subsistencia».

«La idea es cómo podemos contribuir a que, de manera estructural, todas esas familias salgan de la pobreza, la inseguridad alimentaria y puedan tener un futuro próspero para sus hijos sin tener que depender del apoyo externa», concluyó el jefe de cooperación de la UE.

La Unión Europea pretende impulsar próximamente una iniciativa de incubación y aceleración de soluciones innovadoras en seguridad alimentaria y nutricional en Honduras.

DEJA UNA RESPUESTA