Tras los enfrentamientos durante el asedio policial en la Universidad Politécnica, los más violentos que se han producido hasta la fecha en las protestas de Hong Kong, el director de Amnistía Internacional Hong Kong, Man-Kei Tam, ha manifestado:

© Getty Images

«Al sitiar la Universidad Politécnica y disparar gas lacrimógeno y balas de goma contra quienes intentaban huir, la policía de Hong Kong está volviendo a avivar las llamas de la violencia, cuando debería aplacarla».

«La policía tiene la responsabilidad de apaciguar la situación, pero en lugar de ayudar a manifestantes heridos que están atrapados en el campus de la universidad, detiene ilegalmente al personal médico que intenta prestarles ayuda».

«El carácter cada vez más violento de las protestas de Hong Kong y las lesiones que estas protestas están causando a transeúntes y otras personas es alarmante, pero la principal causa de esta escalada es la dura respuesta de la policía ante las protestas mayoritariamente pacíficas que se han producido en los últimos meses. Hoy, la policía ha amenazado con utilizar fuego real contra los manifestantes, una postura aún más agresiva que incrementa el riesgo de que se produzca una tragedia en las calles».

«En un momento en que Hong Kong necesita sensatez y humanidad por parte de quienes están en el poder, lo que recibe es gas lacrimógeno, golpes y amenazas de uso de medios letales

Información complementaria

Desde el domingo, la policía mantiene sitiado el campus de la Universidad Politécnica de Hong Kong, en un enfrentamiento constante. La policía ha lanzado gas lacrimógeno y ha utilizado cañones de agua, intentando que la gente no se vaya del lugar, a lo que los manifestantes han respondido lanzando cócteles molotov.

El Sindicato de Estudiantes de la Universidad Politécnica de Hong Kong afirma que todavía quedan en el campus cientos de manifestantes, personal médico voluntario, periodistas y trabajadores sociales. Muchas de estas personas están heridas. La policía ha acorralado a personal médico voluntario y periodistas que intentan salir del campus y, según los informes, ha detenido a más de 100 personas en la zona.

A primeras horas de la mañana del lunes, un portavoz policial afirmó en un vídeo publicado en Facebook que la policía probablemente respondería con fuego real contra los manifestantes que atacaran con armas letales a los agentes. Según informan los medios de comunicación, desde entonces la policía ha realizado disparos de advertencia.

Amnistía Internacional viene solicitando una investigación independiente y eficaz sobre el uso de la fuerza por la policía desde que en abril comenzaran las protestas masivas contra el proyecto de ley de extradición. Esto supondría investigar el uso excesivo de la fuerza por los agentes en la protesta mayoritariamente pacífica del 12 de junio, y las denuncias de tortura y otros malos tratos bajo custodia.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario