0Shares

El Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha registrado una iniciativa en la que exige la comparecencia urgente en el Congreso del ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, para que explique “qué medidas y gestiones está realizando a la hora de proteger a activistas y cooperantes españoles que son perseguidos en terceros países por defender los derechos humanos o por salvar directamente la vida de personas migrantes en el Mediterráneo”.

La iniciativa va firmada por Alberto Garzón, como portavoz adjunto, así como por los/as también diputados/as del grupo confederal Eva García Sempere, Miguel Anxo Fernández Bello y Noelia Vera. Esta actuación tiene relación directa con la grave situación de la activista de derechos humanos Helena Maleno. La española está citada hoy a declarar de nuevo ante un juzgado marroquí por un supuesto delito de tráfico de personas y asociación de malhechores para delinquir.

Esta causa judicial en Marruecos, en la que Maleno se juega ser privada de libertad mientras sigue la instrucción, tuvo su lamentable origen en la información facilitada por la Policía española -a través del equipo de investigación conjunto hispano-marroquí con sede en Casablanca-, que solicitó que fuera investigada por su labor de ayuda a personas migrantes que trataban de cruzar el Estrecho en dirección a las costas españolas.

La Policía marroquí no halló en principio ningún indicio delictivo en la actividad de Helena Maleno. Tras ello, solicitó al Tribunal de Apelación de Tánger que requiriera de las autoridades españolas las investigaciones policiales y judiciales en que basaban sus acusaciones.

Tras la preceptiva comisión rogatoria, la justicia marroquí recibió tres informes policiales procedentes de España. Esta misma información fue la que la Policía facilitó a la Fiscalía de la Audiencia Nacional y que, en abril de 2017, ya acabó en el archivo de las diligencias abiertas aquí contra Maleno, entre otras razones, al considerar que las llamadas a Salvamento Marítimo no suponen ningún delito.

Se da la circunstancia, y de ahí la gravedad de la situación actual de Helena Maleno, de que las autoridades españolas siguen sin comunicar a sus homólogos de Marruecos que la Fiscalía archivó todo lo concerniente a esta causa en España, algo que sería imprescindible hacer antes de mañana, día 31, para que se empiecen a solucionar definitivamente los problemas judiciales de la activista.

0Shares

Deja un comentario