La Comisión Constitucional del Congreso ha dado luz verde este miércoles el informe de la ponencia para la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) con el objetivo de permitir el voto de las personas con discapacidad intelectual, una situación que afecta a 100.000 personas en España. Se espera que el texto salga del Congreso con todos los apoyos la próxima semana con destino al Senado.

Todos los grupos apoyaron eliminar de la LOREG los apartados en los que establece que “carecen de derecho de sufragio los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial firme” y “los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial“.

El Partido Popular querido añadir una enmienda que sustituye el punto que recoge que serán jueces y tribunales los responsables de pronunciarse al respecto de este procedimiento, por un nuevo redactado en el que se determina que “toda persona podrá ejercer su derecho de sufragio activo, consciente, libre y voluntariamente, cualquiera que sea su forma de comunicarlo y con los medios de apoyo que requiera“.

Teresa Arévalo, portavoz de Unidos Podemos en esta materia, ha sido crítica con la actitud del PP. Ha señalado que su grupo sólo vota a favor porque el texto cuenta con la bendición del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), pero que no lo comparten ni entienden la actitud de esta asociación. Según Arávalo el PP “deja en manos de no se sabe quien la limitación de la autonomía” de las personas con discapacidad, por lo que “no es garantista y no favorece la inclusión“. “Nos entristece, no lo entendemos, pero nos comprometimos a ser facilitadores de esta reforma y aunque nos parezca insuficiente vamos a admitir enmienda“, ha indicado Arévalo durante su intervención.

Deja un comentario