La plantilla de Telepizza en Zaragoza está llamada a una huelga convocada por el sindicato CGT después de que el pasado viernes día 10 casi una decena de trabajadores de una de las tiendas de la compañía recibieran sanciones disciplinarias por negarse a trabajar sin EPI ni protocolos efectivos de protección contra el COVID-19, con suspensiones de de empleo y sueldo durante 20 días.

Según CGT, “la plantilla de Telepizza en todas las ciudades lleva semanas denunciando públicamente que la empresa se negaba a dotarse de un plan de prevención”. Explican que, conforme al Artículo 21.2 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, llamaron a los trabajadores “a paralizar la producción hasta que hubiera un Protocolo realmente efectivo y que se cumpliera. Inspección de Trabajo le exigió que implementara medidas urgentes.

Estas represalias las ha tomado la empresa después de cerrar las tiendas de El Pilar y Pignatelli (de Zaragoza) por no mantener la distancia de seguridad y por la aparición de varios casos de coronavirus, respectivamente”, indican.

Desde CGT explican que “gracias a la paralización de la actividad (que ahora la empresa quiere reprimir) conseguimos un protocolo más estricto”. Sin embargo, denuncian que este protocolo se incumple en gran parte de las tiendas y que la empresa obliga a trabajar a personas que forman parte de grupos de riesgo.

Por ello, entre otras razones, este sindicato llama a la huelga en Telepizza Zaragoza contra las sanciones impuestas, para aprobar un plan de prevención “serio” y para que “manden a casa a todas las personas vulnerables con el 100% de baja pagado por la empresa o su mutua”.

DEJA UNA RESPUESTA