© MartinxFejer/estost.net

Como muestra de solidaridad con la comunidad LGBTI de Hungría, Amnistía Internacional distribuirá banderas arco iris a los aficionados al fútbol en los alrededores del estadio de Múnich durante el partido de mañana de la Eurocopa de fútbol entre Alemania y Hungría.

Amnistía Internacional, junto con el Christopher Street Day Alemania, distribuirá banderas arco iris a los visitantes del partido de fútbol entre las selecciones nacionales de Alemania y Hungría en el Allianz Arena de Múnich el miércoles por la noche, para que puedan enviar un mensaje de solidaridad con la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) de Hungría durante el partido.
 
Dávid Vig, director de Amnistía Internacional en Hungría, afirma: «Es una señal esperanzadora para todos los miembros de la comunidad LGBTI en Hungría el hecho de que en el partido de Múnich haya un telón de fondo con los colores del arco iris tanto en el exterior como en el interior del estadio y que el capitán de la selección alemana lleve un brazalete arco iris, especialmente después de la aprobación de la reciente ley anti-LGBTI en Hungría
 
El Parlamento húngaro aprobó el pasado martes una ley que prohíbe las representaciones no heterosexuales, tanto en los libros de texto como en las películas.

«Es un hecho muy triste para Hungría. Esta ley hará desaparecer de hecho a la comunidad LGBTI de los medios de comunicación y del sistema educativo húngaro», dijo Vig. Amnistía Internacional y otras organizaciones, así como miles de personas, han protestado contra la decisión parlamentaria. «La adopción de esta disposición en el actual ‘mes del orgullo’ es una afrenta más», dijo Vig.

La UEFA también podría tomar cartas en el asunto, dice Amnistía Internacional. «Nos alegraría que, especialmente una federación deportiva tan grande como la UEFA, que está comprometida con la diversidad y el trato justo de las minorías, criticara públicamente la ley homófoba y transfóbica de Hungría. Por supuesto, la UEFA también debe tomar medidas contra las declaraciones anti-LGBTI en el propio estadio. Es una pena que la UEFA haya rechazado la clara señal de solidaridad de iluminar el Allianz Arena con los colores del arco iris», dice Vig.
 
Hace una semana, durante el partido entre Hungría y Portugal en Budapest, los hinchas húngaros desplegaron una pancarta en la que se leía «Anti-LMBTQ» (abreviatura de LGBTI en húngaro). La foto se compartió en las redes sociales y los medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco del incidente homófobo y transfóbico. «La marginación de la comunidad LGBTI no debería tener cabida en una sociedad que respeta los derechos humanos, ni en el estadio ni fuera de él», afirma Vig.

Amnistía Internacional

DEJA UNA RESPUESTA