El líder del PSC, Miquel Iceta, ha pedido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que acate la orden de la Junta Electoral Central (JEC) y retire los lazos amarillos de edificios públicos, en vez de trasladar la decisión al Síndic de Greuges, ya que «que no le corresponde».

«Las leyes están para cumplirse, y cuando la JEC emite una resolución hay que acatarla y el resto es distracción», ha asegurado en una entrevista en la cadena Ser.

Tras expirar el ultimátum que la Junta Electoral había dado a Torra para que ordenara retirar los lazos amarillos y ‘estelades’ de edificios públicos de la Generalitat, la Delegación del Gobierno en Cataluña remitió ayer un escrito al organismo electoral informando de que una docena de edificios del Gobierno catalán, incluido el Palau de la Generalitat, seguían exhibiendo estos símbolos.

A instancias de la entrevistadora, Iceta ha interpretado la postura de Torra: «Como hay campaña y elecciones, creo que él debe pensar que debe responder a demandas de los sectores más radicales. También, todo el mundo hace cálculos, y debe pensar que las consecuencias en este caso concreto son pequeñas».

En caso de que el presidente catalán persista en su negativa a retirar ‘estelades’ y lazos amarillos, el líder del PSC ha considerado que el Gobierno «debe acatar lo que dice la JEC» y, tal y como hizo ayer la delegada en Cataluña, Teresa Cunillera, informar de la situación si se lo requiere el organismo.

«La idea de que las instituciones son neutrales es clara, democráticamente impecable, y más en período electoral. Quizá quieran hacer de esto una montaña, pero no lo es. Es una chiquillada», ha resuelto.