La Policía Nacional ha identificado a dos chicas de 15 años y a una de 16 como responsables de la agresión racista en el Metro de Madrid y ha dado cuenta a la Fiscalía de Menores por un presunto delito de odio.

En el vídeo publicado, difundido por redes sociales y grabado por una pasajera que iba a lado de las víctimas, se puede ver cómo se quitan la mascarillas y acercan su cara a la pareja para insultarles.

Sus perfiles en redes sociales ya circulaban en foros de Internet y según han indicado fuentes policiales a Europa Press, en breve habrá detenciones.

A priori, van ser acusadas de un delito de odio, al que podrían sumarte otro por coacciones y amenazas y otro contra la salud pública, porque se quitaron las mascarillas y supuestamente escupieron a las víctimas en plena pandemia de coronavirus.

Este viernes, el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido ha tachado de «lamentable» y «excecrable» el suceso y, aunque «afortunadamente no son episodios habituales en Metro», espera que los autores del mismo «reciban el castigo que merecen».